SELLO DE PATRIMONIO EUROPEO

     El 13 de julio de 2009, la Asociación entregó el dossier de solicitud para este nuevo distintivo o galardón que desde 2007, la Unión Europea conceda a monumentos o parajes naturales cuyo pasado se caracteriza por una destacada dimensión europea.  A continuación ofrecemos la descripción oficial del "Sello de Patrimonio Europeo", y después los motivos por los cuales hemos explicado en la solicitud que el Real Ingenio es merecedor de este título.

http://www.mcu.es/patrimonio/MC/PatrimonioEur/index.html   

     El patrimonio cultural forma parte de nuestra identidad europea y de nuestros valores y principios comunes. La cultura europea de hoy se basa en el intercambio y diálogo transfronterizos, en la interacción y transferencia mutua de personas y valores, ideas, movimientos artísticos y obras de arte.

   El Sello de Patrimonio Europeo se creó para impulsar la dimensión transnacional europea de los bienes culturales, los monumentos, los enclaves naturales o urbanos, el patrimonio tangible e intangible, contemporáneo y tradicional y los lugares que han desempeñado un papel esencial en la construcción y consolidación de Europa. Por tanto, sirve para incrementar el conocimiento, la consideración y el respaldo de la ciudadanía hacia su patrimonio.

   Su finalidad consiste en reforzar el apoyo de los europeos a una identidad europea común y fomentar el sentido de pertenencia a un espacio cultural común, reforzando con ello la cooperación entre los Estados de Europa, y constituyendo un medio para proteger y promover nuestro patrimonio cultural con el fin de identificar y legar dicho patrimonio a las generaciones futuras.

   El Sello de Patrimonio Europeo debe sentar las bases para el establecimiento de una red dinámica de bienes culturales, monumentos, enclaves naturales o urbanos, así como de lugares que hayan desempeñado un papel esencial o que ocupen un lugar destacado en la historia y en el territorio europeos.


¿Qué bienes pueden formar parte?
   
El procedimiento de elaboración de la lista, que pretende establecer una base cultural para una mayor integración europea, complementa al programa "Itinerarios Culturales" del Consejo de Europa, que promueve la influencia y la puesta en común de los valores europeos comunes. Los bienes culturales, monumentos, enclaves naturales o urbanos y los lugares que hayan desempeñado un papel esencial en la historia de Europa pueden figurar en la lista del programa de Categoría de Patrimonio Europeo, como parte de una red o individualmente.
    En la reunión de Madrid de 25 de enero de 2007 se adoptaron unas reglas de procedimiento para la adhesión al Sello del Patrimonio Europeo. 

¿Quiénes pueden participar en esta iniciativa?
    Pueden participar en esta categoría europea todas aquellas instituciones, fundaciones, organizaciones y asociaciones, que tengan entre sus fines y actividades la protección y difusión del patrimonio cultural.
Las candidaturas pueden ser nacionales, de un solo país. En el caso de España, sería de interés la presentación de candidaturas que engloben aspectos culturales comunes a diversas zonas geográficas. 
Las candidaturas pueden ser transnacionales, cuyos proyectos abarcarán las alianzas de temas comunes a diversos países.
    El Sello de Patrimonio Europeo está abierto a cualquier Estado Miembro de la Unión Europea que desee tomar parte en el programa, pero también a otros Estados europeos y en particular a los países candidatos que pertenezcan al Espacio Económico Europeo. 

¿A quién hay que dirigir la solicitud?
    Aquellas entidades que deseen presentar una solicitud de candidatura al Sello de Patrimonio Europeo, debe dirigirse en primer lugar a la Comunidad Autónoma en la que residan los bienes afectados.
    La Comunidad Autónoma será interlocutora en el seno del Consejo del Patrimonio Histórico para presentar dichas candidaturas. En el caso de ser aceptadas, serán incluidas en la lista indicativa de proyectos que se remitirán a la Secretaría del Sello del Patrimonio Europeo. En este momento los proyectos deben ser presentados en inglés o francés para su examen por un Comité Internacional de Expertos.

¿Cómo se realiza el proceso de selección? 
    A nivel nacional: Las reglas de procedimiento atribuyen a cada Estado Miembro la definición de sus procedimientos de selección, si bien sugieren la posibilidad de crear un Comité nacional asistido por expertos, encargado de proponer los proyectos a someter al Comité Europeo. 
    En el caso español, esta función es desempeñada por el Consejo del Patrimonio Histórico. 
A nivel comunitario: Se crea un Comité del Patrimonio Europeo, compuesto por los Ministros de Cultura y del patrimonio y por el Comisario europeo de Cultura, o sus representantes. A este Comité, que se reunirá como mínimo una vez al año, corresponde establecer los criterios y decidir la inscripción de los bienes y sitios presentados por los Comités nacionales.

MOTIVOS POR LOS QUE DEBE FIGURAR EN LA LISTA
Asociación Amigos de la Ceca

          El Real Ingenio, o Casa de la Moneda de Segovia, como patrimonio Histórico-Industrial,  tiene una dimensión europea –pasado, presente y futuro- que le confiere unas cualidades excepcionales y de gran singularidad, capaz de dar prestigio y de ampliar el listado de lugares con el “Sello Europeo de Patrimonio”. Esta fábrica de moneda fue fundada por Felipe II en 1583 y fue construida por su arquitecto Juan de Herrera, con el asesoramiento y colaboración de un equipo de técnicos especializados enviados a España por el archiduque Fernando de Tirol, primo del rey español, mediante un singular acuerdo tecnológico internacional. Fue desde su comienzo un sitio “Real”, construido y costeado a expensas del propio rey, a diferencia de las otras casas de moneda, que correspondían a Hacienda. Todos los empleados figuraban en las nóminas de Casas y Sitios Reales, tal y como ocurría con los empleados que trabajaban en los palacios, etc.

          La maquinaria para la nueva fábrica fue traída desde Austria en un convoy industrial considerado hoy como la expedición industrial más grande e importante jamás realizada en la historia de la humanidad hasta entonces (1584). Las máquinas habían sido construidas en la Casa de Moneda de Hall (Austria) con la colaboración de técnicos de Augsburgo (Alemania) donde se había inventado este sistema mecanizado de acuñar hacía 1551. Los documentos más antiguos que se conservan sobre los inicios de la fábrica se refieren a una gran iniciativa de Felipe II, que fue difundida por sus embajadas en Alemania, Hungría, Austria, Flandes, Italia, etc., para buscar técnicos en la materia. 

          Durante los primeros 20 años, la fábrica segoviana fue administrada y dirigida por técnicos de toda Europa hasta que los españoles estuvieron suficientemente preparados para desarrollar las tareas que requería tan avanzada maquinaria. Desde los primeros documentos sobre la iniciativa para montar esta nueva Ceca “europea” en España, hasta el cierre definitivo de la fábrica en 1869, hay un sin fin de documentos que constatan perfectamente el constante vínculo europeo que tenía. En los siglos XVI y XVII fue considerada la fábrica más importante y sofisticada de toda Europa, por lo que atrajo a visitantes tan distinguidos como el príncipe Carlos de Inglaterra, en 1623. Sus monedas fueron las más perfectas y las de mayor tamaño de toda Europa. Los llamados “gigantes cincuentines” (50 reales de plata) y “centenes” (100 escudos de oro) fueron inventados en el Real Ingenio por el jefe grabador, Diego de Astor, flamenco, en 1609 y copiados posteriormente en otros países, como Inglaterra. El Real Ingenio siempre fue la fábrica de referencia para todas las cecas europeas durante su primer siglo de su vida.

          Las máquinas alemanas del Real Ingenio fueron copiadas en todas las cecas españolas durante el siglo XVII; un total de 14 fábricas, desde Barcelona en 1610 hasta Valencia en 1709.  A partir de 1728 se mandó introducir maquinaria en las 7 cecas españolas en Indias, cuya producción, sumada a la de las fábricas en la península, desembocó en la primera divisa realmente internacional -el “real de a ocho”- legítima moneda de curso legal en Estados Unidos hasta 1857, cuando por fin su circulación fue prohibida. Y todo esto tuvo sus raíces en la mecanización del Real Ingenio de Segovia, en 1583, fruto de una intensa colaboración técnica e industrial europea.

          El Real Ingenio fue el precursor de una auténtica planta industrial departamentalizada para la fabricación mecánica y en serie, de un producto industrial de exactísimas y altas especificaciones, provistas en cada pieza de tres símbolos de garantía (marca de ceca, sigla de ensayador y fecha), todo elaborado desde comienzo hasta final en una sola planta, construida como las industrias de hoy, fuera de la ciudad, ¡sorprendentemente dos siglos antes de la llamada “Revolución Industrial”! Debido a las desconocidas y singulares características del Real Ingenio, e incluso a la escasa investigación histórica sobre la industria de acuñación de moneda en Europa, hay algunos historiadores que están considerando si conviene reescribir la historia de la industria para abrir un hueco a este singular ejemplo, nacido mucho antes de su tiempo.

          Hoy el Real Ingenio de la Moneda de Segovia está considerado “la fábrica industrial más antigua, avanzada y completa que se conserva de la humanidad”. TICCIH-España la reconoce como la muestra de arquitectura industrial más antigua de España.  Es la única obra industrial del famoso Juan de Herrera.  El primer monumento Patrimonio Histórico Industrial de la Humanidad, con un pasado y futuro tan europeo, no debería quedarse fuera de la lista de monumentos que disfrutan del “Sello de Patrimonio Europeo”.


Historia del bien cultural, monumento, enclave natural o urbano, o lugar que haya desempeñado un papel fundamental en la historia de Europa significativamente. (Inclúyase una descripción de las últimas medidas adoptadas para su conservación).

 1574 -Llega a Felipe II una propuesta de un monedero alemán para implantar la acuñación mecánica en España.

 1577 –Felipe II pone en marcha una búsqueda a través de todas las embajadas españolas en Europa para técnicos dispuestos a implantar la acuñación mecánica en España.

 1580 –Felipe II tiene noticia de su primo, el archiduque de Tirol (Austria), que él está dispuesto a regalar las máquinas al rey.

 1581 –Felipe II pone en marcha una serie de contactos para facilitar la colaboración con su primo en Austria.

 1582 –El archiduque envía los primeros 6 técnicos a España; son de Austria y Alemania.

 1583 –Felipe II compra un antiguo molino de papel en Segovia, por recomendación de los técnicos alemanes como emplazamiento de la nueva Ceca.  Juan de Herrera realiza los primeros planos, en colaboración con los alemanes.  Se comienza la construcción.

 1584 –Tras dos años de trabajo en la Ceca de Hall en Tirol, están listas las máquinas para su transporte a Segovia.  Acompaña al convoy industrial otros 8 técnicos en la acuñación mecánica para instalar los aparatos, poner en marcha la acuñación y entrenar a los españoles en este nuevo arte.

 1586 – Salen las primeras monedas del Real Ingenio.  Son las primeras en la historia de España en llevar su fecha de acuñación, por sugerencia del grabador alemán, Pedro Hartenpeck.

 1588 –Se da por terminado la obra de los edificios.  Los tejados de los edificios están cubiertos con pizarra negra por orden de Felipe II, quien adquirió el gusto por este estilo en su viaje por Flandes.

 1587 –Colabora en la Ceca el famoso platero flamenco, Juan de Arfe.

 1598 –Felipe II inventa en el Real Ingenio la primera moneda fiduciaria de la historia, suprimiendo la liga de plata que hasta entonces llevaba la moneda de vellón en su aleación.

 1607 –El arquitecto Francisco de Mora dibuja el plano más antiguo conocido de la Ceca tras un incendio en la fundición, para efectuar ciertas mejoras.

 1609 –El grabador del Real Ingenio, Diego de Astor, flamenco, inventa las monedas más grandes del mundo: el cincuentín (50 reales de plata) y el centén (100 escudos de oro), ambas de 76 mm de diámetro.  Estas famosas piezas de ostentación o dote, productos exclusivos del Real Ingenio, fueron obsequiados a diferentes reyes y nobles europeos en numerosas ocasiones a lo largo del sig. XVIII.

 1623 –Visita del Príncipe Carlos de Inglaterra al Real Ingenio, como invitado especial de Felipe IV.  Todos los reyes de España, desde Felipe II hasta Isabel II, hicieron visitas anuales a la ceca, acompañados por un sin fin de nobles europeos, así como artistas y técnicos.  El Real Ingenio fue famoso por todo Europa como la más grande y sofisticada planta industrial para la producción mecánica, en serie, de un producto industrial tan importante como es la moneda, usado por todos, todos los días.

 1678 –El segundo plano conocido del Real Ingenio se dibuja para arreglar algunos desperfectos, pero no efectuar cambios algunos en los edificios.

 1771 –Se implanta la acuñación a volante, poniendo fin a la acuñación a rodillo por lo que fue tan famoso el Real Ingenio durante casi dos siglos.  Un proyecto de modificación de los interiores de algunos edificios por Sabatini deja sólo 4 de las 14 ruedas hidráulicas, y el tercer plano que conocemos de la Ceca.  No se efectúa modificaciones en los exteriores o fachadas de los edificios.  Se construye un edificio nuevo, hoy desaparecido, en uno de los patios.

 1808 –Tropas francesas ocupan el Real Ingenio hasta 1813 y acuñan moneda con el retrato del francés, José Napoleón.

 1837 –Tropas carlistas ocupan al Real Ingenio y acuñan moneda a nombre del rey pretendiente.

 1861 –Unas ligeras modificaciones en los interiores de algunos de los edificios nos deja hoy el cuarto y último plano conocido de la Ceca.  Es el único plano de todo el conjunto de edificios.

 1864 –Se contrata la acuñación de moneda en el Real Ingenio (hasta 1869) a una empresa de París, Francia.

 1865 –Se extrae las restantes 4 ruedas hidráulicas y se instala una turbina.

 1869  -Se cierra de manera permanente el Real Ingenio.  Se traslada toda la maquinaria a la Casa de la Moneda de Madrid.  El estado prepara los pliegos para vender la fábrica en subasta.

 1878  -Después de 7 subastas sin postor alguno, por fin se vende la antigua fábrica y se convierta en fábrica de harina, lo que garantiza su conservación.

 1907 –Se vende la fábrica de harina a un nuevo propietario, que mantiene la producción de harina.  Se construye un añadido moderno que ha sido suprimido en la rehabilitación en marcha hoy.

 1915 – Se construye una planta superior encima del cuerpo de guardia, que ha sido suprimida en la rehabilitación en marcha hoy.

 1934  -Se vende la fábrica de harina a un nuevo dueño, que mantiene la producción hasta 1968.

 1955 – Se construye un moderno añadido encima del edificio de máquinas, que ha sido suprimido en la rehabilitación en marcha hoy, devolviendo el perfil herreriano a los tejados de pizarra.

 1968  -Se cierre la fábrica de harinas y el edificio queda abandonado.

 1976 – El edificio empieza a sufrir desperfectos por el abandono y es comprado por un particular por motivos de especulación.

 1988 –Tras negociar la compra del edificio sin éxito durante varios años, el Ayuntamiento pone en marcha un proceso de expropiación.

 1993 –Se funda la Asociación Amigos de la Casa de la Moneda de Segovia, que lidera los aspectos históricos y sociales en su intento por promover la recuperación de la Ceca.

 1998 –Se entrega el Proyecto Básico de rehabilitación.

 2000 –Se termina el proceso de expropiación, y se declara el monumento Bien de Interés Cultura.

 2000-2002 – Segovia participa en el Proyecto Cultural Europeo Ecos-Overture, bajo el título EuroMint, con las ciudades de Oporto, Portugal; y Kutná Hora, Rep. Checa, que también conservan sus antiguas Casas de Moneda.

 2003 –Se restablece relaciones culturales y tecnológicas con la Casa de la Moneda de Hall en Tirol, hoy museo, tras 420 años, para que construya una copia del ingenio acuñador recientemente inaugurado en su museo, para el futuro museo en Segovia.

 2004 –Se entrega el Proyecto Director Museístico y el Proyecto de Ejecución de la rehabilitación.

 2005 –Se firma el convenio tripartito para financiar la rehabilitación: Ayuntamiento, Junta de Castilla y León, y Ministerio de Vivienda.

 2007 –Se pone en marcha la rehabilitación integral del conjunto de edificios, con el fin de albergar un museo sobre la historia de la moneda en Europa.

 2009 –Continua la obra de rehabilitación.  Se prevé su conclusión a lo largo del año 2010.  El conjunto de edificios se restaura tal y como estaban en el siglo XVI.  Los exteriores y las fachadas de los edificios tendrán el mismo aspecto que tenían hace 400 años, ya que no ha habido cambios sustanciales en sus aspectos a lo largo de los siglos.  Los interiores conservarán los talleres de producción para el museo vivo en los mismos lugares que antes.  Se están haciendo algunas modificaciones menores en los interiores de los edificios para facilitar el paso, la seguridad y la comodidad de los visitantes al museo.

 


RECORTES DE PRENSA SOBRE ESTA INICIATIVA DE LA ASOCIACIÓN

GENTE EN SEGOVIA (14-julio-2009)

EL NORTE DE CASTILLA  y  EL ADELANTADO DE SEGOVIA (16-julio-2009)