Sevilla - en quiebra  |   Volver a Articulos  |   Segovia 3ª subasta

(SEGOVIA 1ª subasta 26-04-1870)
SEGOVIA 2ª subasta 12-08-1870

SUPLEMENTO ESPECIAL A LA GACETA DE MADRID.-Núm. VII. 15 de Julio de 1870.

BOLETIN GENERAL DE VENTAS DE BIENES NACIONALES

SUBASTAS PARA EL DÍA 12 DE AGOSTO PRÓXIMO.

MAYOR CUANTÍA .

PROVINCIA DE SEGOVIA

Por disposición del Sr. Jefe económico de esta provincia, y en virtud de las leyes de 1. De Mayo de 1855, 11 de Julio de 1856, real decreto de 23 de Agosto de 1868 e instrucciones para su cumplimiento, se sacan a pública subasta en el día y hora que se dirán, las fincas siguientes:

Remate para el día 12 de Agosto próximo ante el Sr. Juez de primera instancia y Escribano respectivos, que tendrá lugar de doce a una.

Bienes del Estado.- Urbana.- Mayor cuantía.

EN ESTA CIUDAD Y EN MADRID

Segunda subasta.- Primera en retasa.

Número 48 del inventario.- Un edificio que fue Casa de Moneda, dos jardines y tres huertas adyacentes a la misma, en término de esta ciudad, procedentes del Estado, a saber:

La Casa de Moneda de esta ciudad, fábrica nacional, en la que se ha fundido y acuñado por cuenta del Estado oro, plata y cobre desde los últimos años del reinado de Felipe II, construida por su mandato en aquella fecha, se encuentra situada al Noroeste de la población, formando parte de su caserío, sobre la ribera del río Eresma, que la baña, completamente aislada de otras construcciones más que la del puente que conduce al ex-convento del Parral y Paseo de la Alameda, con quien linda a Oriente, tocándose ambas construcciones por sus extremos, la continuación de este costado del edificio, así como su adyacente fachada principal; Mediodía con la vía pública, paso al mismo puente y paseo de la Alameda; Poniente con ejidos y desagues de una alcantarilla de la población, y Norte con el expresado río Eresma.

Comprende el edificio así deslindado una superficie de 88.717 pies, o sea 6.8881/3 centiáreas, de las que 2.461 corresponden a espacios en patios, 1564 al jardín interior , y las restantes 22.8751/5 a la parte construida y cubierta,, cuyas principales crujías circundan los patios alto y bajo principales del edificio, con entrada a ellos por la única puerta del mismo, fijada sobre un mismo plano ligeramente inclinado, permitiendo un cómodo acceso desde el exterior a la fundición y almacenes de cobre, sala de balanza, Tesoro, Caja, Contaduría, Superintendencia, cuerpo de guardia, portería, almacén de madera, cuadra, carpintería, paso al jardín y habitación del Jefe del Establecimiento, recibiendo su entrada independiente desde el alto patio la mayor parte de estas oficinas y talleres, y desde el bajo y su rampa de enlace la sala de volantes, cuarto del guarda-cuños, leñera cubierta, sala de corte y estirado de rieles de prensas y tornos del recocho, blanqueamiento, paso a los cauces, baño, fraguas y almacenes de carbón, si bien éstas disponen de otra bajada por escalera de piedra, así como la antigua Contaduría por otro paso voladizo sobre el bajo patio; las crujías del Norte se hallan aplicadas a sus plantas principales para habitaciones de los empleados a la vez que a la talla y temple de troqueles en años anteriores.

Todas las construcciones de las indicadas oficinas y dependencias fueron ejecutadas bajo una mano de obra precisa y detenida, tanto en fábricas de mampostería y sillería como en suelos, techos y armaduras, dominando con profusión en aquellos grandes mampuestos de granito , limpios y sólidos sillares, detenidamente labrados en zócalos, ángulos, impostas, jambas y peldaños de igual clase de material, en el que están aseguradas las gruesas rejas de hierro en su ventanaje interior y exteriormente, elegidas con igual esmero las maderas de sus pisos y armaduras, cubiertas éstas en sus principales crujías con la resistente pizarra del país: las fraguas, fundición y recocho, aisladas por cortafuegos de mampostería que se elevan sobre las armaduras, no obstante de hallarse provistas estas peligrosas dependencias de elevadas chimeneas y bóvedas, tabicadas a gran altura del punto en ignición. La puerta de entrada moderadamente construida, no menos sólida,, aunque de piedra blanca, la decora un bien aplicado pórtico dórico con todos los miembros del orden y con columnas de una sola pieza, como también el escudo de armas nacionales que le corona, tallado todo con esmero y maestría, dejándose notar que a las buenas proporciones de este cuerpo de construcción, no armonizan igualmente los inmediatos y líneas de la fachada en que se halla.

Proporcionan al edificio las aguas potables que puedan ser necesarias a empleados y operarios dos fuentes,, una en cada altura de los patios, provistas las del superior con tres abundantes surtidores que la adornan.

Son las mismas aguas del ya citado río las que facilitan el movimiento a este artefacto, ventajosamente tomadas a menos de 30 metros de sus muros por medio de una presa encajonada de grandes piedras encajadas entre los tiros, perfiles y cadenas de gruesas maderas ensambladas y clavadas con toda seguridad, construidos en ella con grandes sillares escalonados dos ladrones para su desagüe, desde los que arranca el caz de conducción formado con sillería de granito en sus paredillas y lechos, conduciendo así el agua al interior del edificio en dos ramales, aunque sin uso uno de ellos, consiguiéndose al punto del motor un salto de dos metros y 15 centímetros, que anteriormente, se utilizaba con ruedas hidráulicas de cajones hasta estos últimos años, que la industria particular extranjera ha utilizado este artefacto por contrata hecha con el Estado para la acuñación de la moneda de cobre; habiendo aquella cambiado sustancialmente tanto el sistema de acuñar como el de aplicación de la fuerza motriz, estableciendo una turbina con fuerza de 12 caballos para dar movimiento a las prensas, tornos y demás aparatos necesarios en la acuñación del cospel importado a esta casa, pudiendo haber establecido otra igual turbina, si hubiera sido necesaria, para el corte de aquel en la mayor parte del año, utilizando las aguas que durante el invierno y primavera resultan excedentes por su presa.

La escasa longitud de la línea, cauces de entrada y salida de las aguas y los resistentes materiales con que de origen se construyeron, estos especialmente, han dado por resultado el excelente estado de conservación en que se hallan, sin reparos apreciables en largos períodos de años, habiendo resistido las extraordinarias acogidas de aguas, cuyos recuerdos por sus estragos en artefactos inmediatos conservan sus dueños con el natural disgusto que proporcionan; sin que en éste se halla interrumpido el movimiento más que durante las horas de acceso que con facilidad y sin ser muy extraordinaria la riada producía embalse de las aguas por el caz de salida, impidiendo así el movimiento de las hidráulicas, inconvenientes que desaparecieron casi por completo con el establecimiento de la turbina.

Dentro del general perímetro del edificio y para recreo de sus empleados, subsiste un jardín, cercado con tapia de mampostería, un cenador cubierto de fábrica y otro diáfano sobre pilares con maderas, en las que se entrelazan parrales y otras plantas de sombra, cobijando un buen surtidor y taza de sillería en su centro; se encuentra como tal jardín de recreo, provisto además de aquellas propias para su alineación de calles y cuadros, así como de varios árboles de frutas y sombra que riegan aguas recogidas de sobrantes en una alberca construida al efecto dentro del mismo jardín.

El todo de este edificio así descrito y deslindado sin mecanismo de ningún género, como en la actualidad se encuentra por disposición del Gobierno para utilizarle a industria de ninguna especie, si bien preparado a cualquiera de ellas, por disponer dentro de él con el agua y salto indicado. Se excluye de la venta el valor del mobiliario, reloj de campana y la que para aviso de los operarios se conserva a su entrada, de todo lo que la Hacienda dispondrá a su voluntad extrayéndolo del edificio antes de dar posesión de él.

Además del jardín interior ya indicado posee el mismo edificio otro inmediato a su entrada exterior, cercado con tapia de piedra, barro y cal, frente a su fachada del Mediodía seis metros y siete decímetros separado de ella, y rodeado de vías públicas que conducen a este edificio y paseos de la población: dispone de aguas para su riego con las sobrantes de la misma; conserva una garita, un cenador, dos olmos, dos nogales, varias acacias, otros árboles de sombra, y produce algunas verduras: comprende una superficie de 17.761 pies, o sea, 1379 centiáreas.

Pertenece asímismo a este edificio una huerta situada al Norte de él y a distancia de nueve y medio metros: linda Norte con otra de Marcelo Duque Alcalde; Sur con río Eresma; Este forma un ángulo sumamente agudo, cuyo vertice intesta con el puente del Parral, y Oeste con ejidos de la ciudad, por los que tiene su paso y entrada. Su terreno es de primera calidad y regable con aguas que salen del ex-convento del Parral, siendo su principal producto el de legumbres para abasto ordinario de la población: contiene además varios chopos, mimbreras, una higuera, renuevos de peral, nogal, melocotón, membrillo, y un emparrado.

Otra huerta al Noroeste de dicha Casa-Moneda, en contacto al citado puente y vertientes de la presa de la misma: linda Mediodia y Oriente con ejidos de la presa; Norte con el muro sostenimiento del camino o paso a la Alameda, y Poniente con el regato de los sobrantes de las fuentes del Parral, que inmediato al puente desagua el río, pudiéndoles utilizar para el riego de las legumbres que produce. Comprende una superficie de 3.696 pies, equivalentes a 287 centiáreas, de segunda y tercera calidad, cercada con el expresado muro, puente y su manguardia: la pequeña extensión y posición peligrosa en que se halla rebaja sus productos.

La corresponde otra huerta cercada por Norte, Sur y Oeste a 13 metros y 10 centímetros de dicha Casa de Moneda y a su costado al Oriente: está igualmente destinada al producto de hortalizas, con terreno de primera calidad, regadío en partes con aguas manantiales recogidas en una alberca. Comprende una superficie de 45.505 pies, equivalentes a 3.533 centiáreas, de las que 3.100 son regables y las 433 secano: linda Norte con el mismo río; Sur con camino y ejidos; Oriente con otra huerta de Marcelo Duque, y Poniente con el paso o camino al puente del Parral ya citado. La parte de secano está casi dividida de la regable por grandes masas de piedra que presentan una sección vertical. Contiene algunas mimbreras, varios olmos, ciruelos y guindos pequeños.

El valor que separadamente se ha tasado el arbolado de huertas, jardines, patios y ejidos es 1.000 pesetas en venta, cuya cantidad queda incluida respectivamente en el de las propiedades en que se encuentran.

Resulta la tasación anterior en la forma siguiente:

El edificio con su jardín y ejidos adyacentes, en renta en 13.000 pesetas y en venta en 246.675 pesetas.

El jardín situado enfrente del expresado edificio, en renta en 27 pesetas y 50 céntimos, y en venta en 687 pesetas y 50 céntimos.

La huerta situada al Norte del mismo, en renta en 125 pesetas, y en venta en 3.125 pesetas.La id. id. al Noroeste de id., en renta en 5 pesetas, y en venta en 100 pesetas.

La otra huerta, situada al Oriente del mencionado edificio, a distancia de 13 metros y 10 centímetros, en renta de 100 pesetas, y en venta en 2.500 pesetas

Total en renta, 13.257 pesetas y 50 céntimos, en venta 353.087 pesetas y 50 céntimos.

Ha sido tasada en renta en 13.257 pesetas y 50 céntimos, por la que se ha capitalizado, en razón a no tener otra conocida, en 229.635 pesetas, y en venta, con inclusión del arbolado, en 353.087 pesetas y 50 céntimos.

Salió a subasta el día 26 de Abril último, y no habiendo tenido postor se anuncia nuevamente por la cantidad de 300.124 pesetas y 37 céntimos, 85 por 100 del primitivo remate, tipo para esta segunda subasta.

Esta posesión ha sido apreciada, medida y valorada por el Arquitecto D. Miguel Arévalo y el Maestro de obras D. Manuel González del Valle.

Segovia 11 de Julio de 1870.-El Comisionado, Ladislao Fernández.