EL ADELANTADO DE SEGOVIA
4 enero 2010
 
COLABORACION
Tradición artesanal segoviana
Miguel Ángel Herrero

Los medios electrónicos de información nos sirven a domicilio una realidad aséptica; no pocas veces, una ficción que nos aleja de la vida misma. Nos permiten contemplar un atrayente y variado menú que no podemos degustar. Así, por ejemplo, gracias a Internet es posible conocer los secretos de antiguos oficios artesanales, pero hoy día es difícil ver artesanos de carne y hueso en plena tarea. Y, no es lo mismo presenciar la labor artesanal en vivo que en la pantalla del ordenador. El artesano moldea la materia manejando sencillas herramientas. Los materiales inertes se convierten en objetos valiosos y adquieren personalidad. Durante siglos estos artistas han empleado su talento y habilidad en hacer del metal, de la arcilla, del vidrio, de las fibras vegetales, piezas de orfebrería, artísticas rejas, finas vasijas, magnificas vidrieras, ricos vestidos y otros muchos enseres de uso común. Estos viejos y entrañables oficios medievales constituyeron durante generaciones el medio de vida de muchos artesanos que solían gozar de la estima social, no sólo por la utilidad de los productos que confeccionaban, sino también por su valor estético. Aunque, poco estudiados, sabemos de la existencia de múltiples oficios y talleres artesanales que desarrollaron en Segovia su labor durante muchas décadas.

Parece oportuno recordar aquí nuestra rica tradición artesanal al hilo de la noticia publicada en El Adelantado del 11 de diciembre de 2009, sobre el proyecto de restauración de las vidrieras de la catedral a cargo del conocido vitralista segoviano Muñoz de Pablos. La importancia (con ser mucha) trasciende el trabajo en sí. Pues se refiere a uno de los cuatro monumentos arquitectónicos más importantes de nuestra ciudad. Además, las vidrieras que se van a restaurar son únicas por ser representantes de obras maestras flamencas del siglo XVI. Pero, ante todo, a nuestro modo de ver, el proyecto tiene una repercusión social innegable conociendo las circunstancias históricas de la elaboración de las vidrieras. La misma edificación de la catedral y la construcción de sus vidrieras es una prueba más de la fe y del sentimiento espiritual de toda una época. Deja constancia de ello el célebre Colmenares, en el capítulo XL de su "Historia de la insigne ciudad de Segovia" donde escribe, que en al año 1544 "se pusieron las vidrieras de nuestro templo Catedral, preciosas y admirables en materia y forma: contiene su pintura la vida de Cristo nuestro redentor, con todas las figuras del testamento viejo, que significaron sus acciones y sus milagros. Los colores dados a fuego son admirables, mucho más la mano; y merece loable memoria que en diez y nueve años hubiesen nuestros ciudadanos fabricado tanto con sus limosnas". Impresionante la obra de arte y no menos la contribución de tantos "mecenas anónimos" que compartían el gusto estético y un generoso desprendimiento. También, una elocuente invitación para secundar su gesto.  

Existen otros muchos tesoros de factura artesanal que pueden admirarse en la catedral. Tales como, la variada colección de rejas que adornan las capillas laterales. Algunas de ellas construidas por afamados rejeros guipuzcoanos, como los Elorza procedentes de Elgóibar. La rejería segoviana tuvo su auge en el siglo XVI destacando un nutrido grupo de artesanos de este oficio. Algunos de ellos como Felipe Mozo, vecino de la calle de la Almuzara (donde vivían otros convecinos del mismo oficio), trabajó para la capilla de San Andrés de la catedral y para la Casa de la Moneda (véase "Rejería en Segovia" de Mª L. Herrero. Ed. Diputación de Segovia, 1993). Se comprende que el Real Ingenio de Felipe II siendo la fábrica más avanzada de su tiempo reuniese a los mejores expertos y gozase de las mejores técnicas de troquelado y grabado de su época, convirtiéndose en un centro de formación artesanal. Allí, los principiantes harían su aprendizaje con maestros de herrería como Matias Flauxar. También, muchos otros artesanos buscarían asesoramiento para realizar sus encargos. La historia y la tradición señalan claramente el camino a seguir en el futuro Museo del Real Ingenio. Un edificio único situado en un enclave natural magnífico. Allí podrá contemplarse en vivo el trabajo artesanal, recuperándose así una vieja tradición de indudable valor turístico y cultural.

 


 Ya estamos en Facebook.  Seguir este enlace:
http://www.facebook.com/#/profile.php?id=100000642573313&ref=search&sid=1806550386.1236297182..1
 


Ver nuestro archivo completo de recortes de prensa en:
http://www.segoviamint.org/espanol/prensa.htm