ZOQUEJO.com
8 febrero 2010
 
Lunes, 8 de febrero de 2010

Las Águedas de Zamarramala se globalizan: por primera vez es alcaldesa una extranjera

Zoquejo   (En la foto: uno de los 3 expositores de monedas y grabados regalados por la Asociación)

Las Águedas de Zamarramala están dispuestas a continuar su tradición por los siglos de los siglos. Setecientos ochenta y tres años después, este año de crisis 2010 es el primero en que el título de alcaldesa de Zamarramala recae sobre una mujer extranjera. Margaret Cygan Zelinski, nacida en Chicago (EEUU) y residente en Zamarramala desde hace más de dos décadas, ya ha hecho historia en Segovia. Comparte cargo este año con Milagros Torre Gete.


Unas 2.000 personas se dieron cita este domingo en Zamarramala (Segovia) para celebrar la fiesta de Santa Águeda, declarada de interés turístico nacional, que tiene lugar desde 1227 y que traspasa el mando a las mujeres en recuerdo a la gesta que protagonizaron en la conquista del Alcázar.

Los actos comenzaron con la procesión de la imagen de Santa Águeda por las calles de Zamarramala, una procesión encabezada por el párroco Jesús Hernángómez y por las alcaldesas, que este año fueron Milagros Torre Gete y Margarita Cygan Zelinski.

A continuación tuvieron lugar los juegos de banderas y escolta de alabardas. Tras los bailes de las aguederas, se ofició la misa en honor a Santa Águeda y los actos se trasladaron después a la Plaza de las Alcaldesas, donde el concejo de aguederas entregó el título de aguederas honorarias a mujeres como la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo Rojo, o la directora teatral Ana Zamora.

Ángeles Caso no pudo acudir

Posteriormente se entregaron los dos premios con los que cada año se distingue a alguna persona o institución por su defensa de los derechos de la mujer: el 'Matahombres de Oro' recayó en la escritora y último premio Planeta, Ángeles Caso, quien no pudo estar en Zamarramala por problemas de salud. En su lugar recogió el premio, un alfiler que utilizaban las mujeres para sujetarse las enaguas, la representante de la editorial Planeta Ana D'Atri.

D'Atri leyó unas palabras de Ángeles Caso, en las que la escritora lamentó no estar presente para "disfrutar esa antiquísima toma de poder de las mujeres" aunque reconoció estar "en el corazón". "Me anima a seguir en mi lucha contra la injusticia, especialmente la que afecta a nuestro género", añadió.

El título de 'Ome Bueno y Leal' fue otorgado a la Obra Social de Caja Segovia, recogido por el presidente de la entidad, Atilano Soto, quien reivindicó el mantenimiento de la obra social de las entidades de ahorro en los actuales procesos de integración y fusión porque, según dijo, "son su auténtica razón de ser".

Por último, el presentador de Canal + y colaborador de la Cadena Ser Javier Coronas pronunció un pregón cargado de humor. "Adoro, venero, admiro, deseo a la mujer, hasta tal punto que me pregunto si seré lesbiana", bromeó.

En la fiesta, la Asociación Amigos de la Casa de la Moneda de Segovia acuñó monedas de cobre, en cuyo anverso aparece el retrato de una alcaldesa y en el reverso los cuatro monumentos más importantes de la ciudad: el Acueducto, la Ceca, la Catedral y el Alcázar. Las monedas fueron lanzadas al público por las alcaldesas.

La fiesta volvió a estar marcada por la reivindicación de mayores avances en la igualdad entre hombres y mujeres. Con decenas de mujeres ataviadas con el traje típico castellano, Santa Águeda concluyó, como es tradicional, quemando en la plaza pública un "pelele" que representa al hombre y una típica tajada, amenizada con la música de dulzaina y tamboril.

EL ADELANTADO DE SEGOVIA
8 febrero 2010
 
SANTA ÁGUEDA
Zamarramala engalana su tradicional fiesta con humor, picardía y apología de la paridad
El pregonero de los festejos, Javier Coronas, confesó su máxima admiración por “la mujer en todo su esplendor” y explicó con ironía que “el hombre pese a sus defectos tiene la conciencia limpia, porque no la usa”.
Puri Bravo - Segovia
    
(En la foto: uno de los 3 expositores de monedas y grabados regalados por la Asociación)

Miles de personas acudieron ayer a participar en los actos de la fiesta en honor de Santa Águeda que se celebra en Zamarramala. La devoción a la santa siciliana y el respeto a la tradición de una fiesta con cerca de 800 años de historia se juntaron ayer con las reivindicaciones, picardías y bromas que lanzaron desde la tarima de la plaza de Las Alcaldesas los premiados por el Concejo de Aguederas en 2010.

La escritora Ángeles Caso distinguida con el nombramiento "Matahombres de Oro", no pudo asistir por problemas de salud pero, en su representación, la editora de Planeta Ana DAtri recogió el alfiler que simboliza el premio destinado a quienes realizan trabajos a favor de la mujer. D´Atri leyó un texto de Ángeles Caso en el que comunicaba a las zamarriegas que este honor "me anima a seguir en la lucha contra todas las injusticias y, especialmente, contra aquéllas que afectan a nuestro género". Además, la autora de la novela “Contra el viento”, Premio Planeta, manifestó por escrito que no descarta que tengan que utilizar el “matahombres” para “alejar a algún indeseable de mi camino a base de buenos alfilerazos”.

El humorista y presentador de televisión Javier Coronas fue el encargado este año de hacer el pregón de las fiestas y ofreció una simpática intervención, aderezada de espontaneidad y bromas pícaras. De hecho, antes de iniciar la lectura templó voz y atrajo la atención de los presentes con un saludo replicado y coreado al estilo de los payasos de la tele: "Hola, don Pepito; hola, don José". Y concluyó su discurso con un verso libre —"los que escribes como te da la gana", apuntó Coronas— con palabras monovocálicas como Zamarramala. “No es una barrabasada//que una cosa apalabrada//lleve a esta alma apalancada// y algo aplatanada//con su tez anaranjada//a sentirse agasajada //cuando estoy en Zamarramala”.

Entremedias, el presentador de programas de Cana + y colaborador de la Cadena Ser, confesó su máxima admiración por la mujer “en todo su esplendor” y explicó que el hombre pese a sus defectos tiene “la conciencia limpia, porque no la usa". Tras declarar: “Yo adoro, venero, admiro, quiero y deseo a la mujer, hasta tal punto que me pregunto si seré lesbiana”, hizo referencia, con guasa, a unos supuestos “investigadores de ‘Michigan’ que dicen haber encontrado unos documentos de la época de Adán y Eva, donde se demuestra que Dios hizo el hombre en forma de borrador y como no salió muy bien, dijo "esto puedo perfeccionarlo" y creó a la mujer”.

Entre el público, su compañero y amigo Ramón Arangüena, seguía atentamente la intervención a la que otorgó muy buena nota. El periodista Ramón Arangüena, que pregonó la fiesta de Santa Águeda de Zamarramala en 2005, comentó que desde entonces había querido regresar para vivir la fiesta y ayer aprovechó la ocasión para acompañar a Javier Coronas y cumplir este deseo.

Por su parte, el presidente de Caja Segovia, Atilano Soto recogió el premio "Ome Bueno e Leal concedido a la Obra Social y Cultural de la citada entidad en reconocimiento al trabajo que realiza por la promoción de la cultura y el apoyo dado al Concejo de Aguederas. Soto Rábanos explicó que el premio es “una calida respuesta a nuestra implicación con la cultura segoviana”. También hizo referencia al valor reivindicativo de la fiesta de las mujeres. “Hace mucho que todos sabemos que el género no puede prevalecer en cuestiones de progreso, competitividad, capacidad de trabajo y excelencia profesional — indicó Soto—, lo que a este mundo, que nos ha tocado vivir, le corresponde es ponerlo en práctica”.
Todos los premios fueron entregados por las alcaldesas de las fiestas de Zamarramala 2010 Milagros Torres Gete y Margaret Cygan Zelinski, incluyendo los distintivos para las alcaldesas honorarias y perpetuas designadas este año:
María Teresa Rodrigo Rojo, subdelegada del Gobierno; Concepción Riolobos, esposa del jefe del Servicio de Familia; María Luisa Delgado, concejal del Ayuntamiento de Segovia; y Ana Zamora, directora de teatro.
El buen tiempo ha contribuido a que miles de personas se dieran cita esta mañana en Zamarramala.

Por Segovia 2016 y la Ceca. Por primera vez, la Asociación de Amigos de la Casa de la Moneda de Segovia ha acuñado unas monedas de cobre en cuyo anverso aparece el retrato de una alcaldesa y en el reverso cuatro monumentos, el acueducto, la catedral, el alcázar y la ceca que mandó construir Felipe II, en el siglo XVI. La pieza conmemorativa fue entregada ayer a todos los premiados, junto a una escultura de Santa Águeda, obra de Mateo Sanz. Al finalizar los parlamentos, las alcaldesas del pasado año lanzaron al público reunido en la plaza de Zamarramala 16 monedas cada, manifestando el deseo de que Segovia sea capital europea de la cultura en 2016./ foto: juan martín.

 


EL NORTE DE CASTILLA
8 febrero 2010

SEGOVIA

¡Viva Santa Águeda y viva Segovia 2016!

Las alcaldesas lanzaron al aire 32 monedas acuñadas para la ocasión con el deseo de que la ciudad obtenga la capitalidad cultural

08.02.10 - 01:09 -

 

Las votaciones populares impidieron el año pasado que la fiesta de las Águedas de Zamarramala formara parte del selecto grupo de los tesoros escogidos que integran la nómina del Patrimonio Cultural Inmaterial de España. Méritos tiene, desde luego, como alaban año tras año las figuras que pasan por el templete de la Plaza de las Alcaldesas. Sin embargo, lejos de amilanarse por aquel revés la fiesta ha querido reivindicarse a sí misma y de paso proclamar las excelencias de la ciudad que la acoge desde hace ocho siglos.
 

El barrio incorporado lucía ayer en balcones y a los pies el escenario levantado para la entrega de las distinciones el cartel con el logotipo de la candidatura de Segovia a la Capitalidad Cultural Europea del 2016. Ese testimonio pancartístico no fue el único. Las alcaldesas, Milagros Torres y Margarita Cygan, cerraron el acto lanzando unas monedas al público, pero no eran unas monedas cualquiera.

 

Las piezas fueron acuñadas por iniciativa de la Asociación de Amigos de la Ceca, que así se sumó a la celebración para, de paso, insistir en la difusión de la relevancia de otro gran vestigio patrimonial de la ciudad, el Real Ingenio. La entidad que dirige el experto numismático norteamericano Glenn Murray encargó un troquel a Juan José Sánchez Castaño, quien grabó las piezas conmemorativas a buril, siguiendo la técnica más antigua.

 

El anverso de la moneda muestra una alcaldesa zamarriega con montera y vara de mando. A su alrededor figuran las inscripciones 'Desde 1227. Santa Águeda. Zamarramala'. El reverso revela los cuatro monumentos más característicos de la ciudad: el Acueducto, la Catedral, el Alcázar y la Ceca.

 

Cada una de las alcaldesas tiró dieciséis monedas en un guiño a la aspiración segoviana y con un deseo común compartido por los asistentes: que Segovia alcance el sueño de ser Capital Cultural Europea.

No sólo en Zamarramala se festejó Santa Águeda. Numerosos barrios de la ciudad, como San Lorenzo y San José, la gente se echó a la calle para celebrar los fastos. Lo mismo ocurrió en muchos pueblos de la provincia, como Cantimpalos, La Granja, Abades o Fuentepelayo.