COPE.es
5 febrero 2010
 

Acuñación de una nueva moneda.

La CECA Segoviana, acuña una nueva moneda con motivo de la festividad de Santa Águeda, en el barrio de Zamarramala.

La Casa de la Moneda de Segovia, prepara la acuñación de una nueva moneda con motivo de la festividad de Las Alcaldesas, en el barrio de Zamarramala. El troquel, diseñado exclusivamente para esta ocasión, está grabado a buril por el maestro grabador Juan José Sánchez.

Fátima Polo. - 05-02-10

Sánchez, autor de la moneda conmemorativa del Acueducto en su 125 aniversario, será el autor encargado de la acuñación de esta nueva moneda. El numismático, Glenn Murray, ha comentado, que como viene sucediendo en otras festividades típicas segovianas, se procederá al lanzamiento de monedas para el público.  Además cualquier persona, podrá acuñar su propia moneda, con la prensa de martillo.

 

Glenn Muarray ha destacado el carácter artesanal que determina la fabricación de las monedas. La nueva moneda retrata a una alcaldesa vestida con la indumentaria típica, y pretende ser un pequeño homenaje a la trayectoria de esta festividad que viene desarrollándose desde el año 1227.


Aspecto de la moneda diseñada exclusivamente para esta festividad.

Glenn Murray, habla sobre esta neva acuñación

NOTICIA: La CECA Segoviana, acuña una nueva moneda con motivo de la festividad de Santa Águeda, en el barrio de Zamarramala.

 

GENTE EN SEGOVIA
5 febrero 2010
 
Qué se cuece

Con el zapato plano, mejor no me andes preguntando

 

Los periodistas saben hace tiempo -pero no lo dicen para que no se lo aprendan- que si alguien calza zapato plano, no hay que preguntarle por asuntos comprometidos. Debe de ser como una ley no escrita.

 
Vale para presidentas locuaces como Esperanza Aguirre que de repente muestran que arreglan sus cosas a golpe de lenguaje y actitudes llanas. Se fastidió el mito del glamur de los políticos.

Debería valer también para los que ahora viven en el arrebato general al caer en la cuenta de que ¡estamos en crisis! Claro, que poniéndose alpargata, algunos podrían evitar las improvisaciones.

Bueno, me vuelvo a casa, que esta manía mía de querer acercarme a las altas esferas me va a matar, que yo soy de Segovia, majo. Claro, qe  a ver quién se resiste a ese Zapatero leyendo la Biblia ante "La Familia", que tiene algunos miembros...

Perdone. En Segovia. También caemos en la cuenta de la situación y vamos embalados a por los 10.000 parados. ¿Se acuerdan de la isla que dibujaba el regidor? ¡Carape. Tampoco se ha convertido esto en un paraíso! Me cuentan que hay una mínima reacción que podría llevar a los agentes sociales y el Consistorio a trabajar unidos, al menos en tratar de paliar los males. Parece que FES, UGT, CC.OO. y los gobernantes ya hablan de ello hace meses, aunque ahora se quiere correr más. Vale.

Las pantunflas deben haberse calzado los representantes de Caja Segovia, que me tienen en ascuas con la cosa de las fusiones o como se llamen. Que ni Soto, ni Escribano dicen nada y claro, me tengo que quedar con el chascarrillo que se escucha por las oficinas: "Si se fusionan Caja Madrid y Caja Segovia, hay Caja para rato (o Rato, que no distingo). Debería ser posible ver a la gente como en los tebeos, con un bocadillo al lado que pusiera lo que piensan. Sería más fácil.

A ver, qué ha pasado esta semana. Bueno, sí, que leo el Presidente de la Audiencia Provincial, Andrés Palomo, ha hecho su balance periódico de necesidades en los juzgados; que Jesús Postigo ha confirmado que se va de la Cámara de Comercio -lo que hay que ver es dónde va, que las especulaciones ya están por ahí-; que la Asociación Contra el Cáncer que preside  Concepción Díez va y celebra el día mundial con un sorteo de lotería en La Granja; que Daniel Canogar es el embajador número 14 de Segovia 2016 y que Paco Maroto, al frente de la Gimnástica Segoviana, vuelve a alejarse del ascenso... y del banquillo, pero es porque le enseñaron la roja. Todo normal, ya lo ve. Pues nada.

Para el futuro inmediato ya están aquí y por todas partes las fiestas de Santa Águeda, a las que se suman los Amigos de la Casa de la Moneda con acuñación especial. No se pierden ni una. Y me parece estupendo, no crea.

Y luego está lo del Carnaval y el programa municipal: desfile, pregón, desfile y pregón de cierre. Este año sin carpa y sin animación de calle. ¡Que el pueblo haga la fiesta! (Si quiere, que ahí están las calles). No hay mucho interés en el Consistorio, no.

Lo reconozco. Estos días he comido como un auténtico zampabollos. Estuve en la paella que los alumnos de Hostelería del instituto de La Albuera hicieron por Haití y antes estuve en San Lorenzo, que a mi el cerdo me gusta y los de El Atrio saben como tratar al gocho.

Ah, no. Si espera que le hable de los cementerios nucleares de ida y vuelta, no lo haré. Entiendo más mi recién estrenada cuenta en facebook. ¡Agrégueme, por favor! Es que quiero ser alguien en el ciberespacio y ahí además, visto tacón alto.