GENTE EN SEGOVIA
19 junio 2009
 
Qué se cuece
La colgadura buena no tiene letras

 

Huele por toda la ciudad a verano, que aquí tenemos por costumbre iniciar saltando la hoguera y homenajeando a San Juan y a San Pedro

gentedigital.es/Justo Verdugo
19/6/2009 - 06:24

A ver si hay suerte y este año no llueve en la inauguración de los festejos, pero es que claro, este Ayuntamiento es así y va, torero, y mienta a la bischa llamando a la cosa “Segovia, luz de agua”... Venga, fuera supersticiones. Este año sí.

Y digo yo. Sabiendo que vienen las Fiestas, que la plaza Oriental se bloquea totalmente con el superescenario, que el balcón del Ayuntamiento no puede albergar más pancarta que la colgadura tradicional –¿la izarán al son de las Voces de Gesta para remarcar la segovianitud del asunto?– y no hay posibilidad para pancartas... ¿A qué viene montar todo el lío de autobuses y reivindicaciones justo antes? Es cuestión de organización de agenda: Se deja para julio y así se anima el lánguido verano. Vamos, digo yo.

Mire los de los Festivales. ¡Todo para julio! Que si el Internacional, que si el Folk –han hablado con elogios del Mester, que es una idea muy original, sin duda– que si Las Velas de Pedraza... Hay más, y también Universidades de Verano.

¡Anda! La Universidad. Resulta que los segovianos aprueban selectiviad en mayor porcentaje, pero baja su nota. ¿Es Segovia un nido de educadores que rebaja el nivel exigido? (Perdone, es que lo de las conspiraciones y demás líos me está volviendo un poco paranoico, que las diferencias con otros años son de décimas en todos los casos).

¿Por qué me viene ahora a la cabeza una foto que vi en El País del miércoles... Si, hombre. Sale Jesús Merino, le observa Rajoy (Ana Mato, no) y al fondo se ve a Javier Gómez Darmendrail... Si puede, obsérvela.

Otra fiesta que no me pierdo –como no me perdí la Octava de Fuentepelayo, ya ve– es la de finales de este mes, cuando le den a Murray la “Medalla Peñalosa”que otorga la Junta de Nobles Linajes. La cosa ha tardado, que se la concedieron hace medio año.

Eso sí, para retrasos, lo de Padre Claret.  Nada, que aquello no remata. Ahora se lo que sintió aquel Felipe II. Claro, que ahora que ¡por fin! parece que cristaliza lo del transporte metropolitano no hará falta siquiera, que dicen los sesudos técnicos que los autobuses eliminarán más de 10.000 coches de las gentes que viene cada día desde los pueblos. Ya veremos.

Los que se van, como cada año, son los que acuden al Sahara, donde son Amigos, con su camión repleto; y los que se quedan, como siempre, son los Donantes de Sangre con su nuevecita sede allá, cerca del Pirulí de Nueva Segovia.

Bueno, le doy ideas para ir pasando estos primeros días de calor. Por ejemplo, un paseíto a caballo por los montes de Valsaín, o un chapuzón en la piscina municipal. Le invitaría al Ferial, pero yo, como el regidor –que le oí en la Ser el otro día– “siento vergüenza del lugar donde se ponen los cacharritos”. Me alegra compartir criterios, pero es que yo no soy responsable de promover la construcción de un sitio digno...

Claro, que según van las cuentas municipales y el peligroso endeudamiento en el que estamos entrando, como para pedir gastos. Si hasta me han dicho que a esta hora hay varias cosedoras (y cosedores) remendando la colgadura esa antes de que lleguen Frutos y Fuencisla... ¡Ya suenan!