EL ADELANTADO DE SEGOVIA
16 junio 2009
 
Opinión
COLABORACION
La Cámara y la Casa de la Moneda
Jesús Postigo (*)

El pasado 5 de junio tuve el placer de acompañar a Glenn Murray en la gala de proclamación de premiados y entrega de galardones de los Premios Unión Europea - Europa Nostra a la promoción del Patrimonio Cultural Europeo. Aquello tenía su suspense. La organización, bajo la presidencia de la Infanta Pilar de Borbón, pretendiendo dar emoción a la ceremonia, se reservó para el final el nombre de los siete ganadores de entre los 28 finalistas de 138 proyectos presentados. Por una vez, Glenn Murray tuvo suerte, pues méritos sabido es que le sobran, y la pequeña delegación segoviana (digo pequeña pues los otros candidatos españoles, unos valencianos, habían acudido con la consejera de Cultura al frente) se llevó la alegría de ver la Casa de la Moneda de Segovia corriendo de boca en boca de los principales agentes europeos en materia de preservación del patrimonio cultural. 300 personas de más de veinte países estábamos allí. 300 personas de toda Europa, dedicadas a la preservación del patrimonio, que conocieron la mayoría de ellos por primera vez la existencia de nuestro cuarto monumento, quedando entusiasmados de la importante labor que se está haciendo en Segovia.

¿Qué pintaba ahí un servidor?, cabe preguntarse. Formalmente, mi presencia allí era obligada como entidad auspiciadora de la candidatura e invitado de la organización. Fue la Cámara de Segovia la que propuso al premiado y a la Casa de la Moneda. El objetivo de fondo era contribuir a la difusión internacional de la Casa de la Moneda compitiendo por un galardón en uno de los núcleos duros del patrimonio cultural europeo. ¿Por qué nos interesa esa difusión internacional? Por tres motivos, por un lado, porque hemos colocado en nuestro horizonte de trabajo el turismo industrial como un segmento de futuro en el que Segovia tiene mucho por decir (realmente somos una provincia privilegiada). En segundo lugar, por nuestro convencimiento de que el proyecto de la Casa de la Moneda precisa un contexto internacional si realmente se quieren optimizar las posibilidades de este recurso. En tercer lugar, porque en lo que concierne a internacionalizar la Cámara sabe lo que se trae entre manos y se beneficia de años de trabajo promocionando el comercio exterior y entablando contactos con países europeos que ahora podemos y debemos aprovechar.

Desde la Cámara de Segovia no entendemos la futura Ceca como un museo y punto. La entendemos como un centro generador de cultura en todas sus facetas, incluida la económica.  En Europa y diría que en el mundo, falta una capital numismática, un punto de referencia tanto para los estudios históricos, como, para la investigación de la moneda (su futuro, sus tendencias…). Nosotros aspiramos a esa capitalidad. Tenemos un edificio único y excepcional que tras años de abandono se encuentra, por fin, en esperanzadora vías de recuperación, gracias al liderazgo del Ayuntamiento de Segovia y la buena respuesta de la Junta y el Ministerio de la Vivienda. Nos falta ahora financiación para asumir la segunda parte del proyecto, su conversión en un motor turístico y cultural de primer orden. Para ello, la Cámara ve problemática la adscripción del museo a una institución concreta, pues será una inversión, que si la queremos hacer bien, precisará un importantísimo esfuerzo económico. Consecuentemente, habrá que hacer un trabajo de búsqueda de "socios"; habrá que convencer a "agentes" de que apuesten por la Casa de la Moneda. Y entendemos que, mediante un reconocimiento internacional, acreditando un buen currículo, podemos facilitar ese trabajo. Queremos en definitiva abrir los caminos de la internacionalización del Real Ingenio, para que cuando el Ayuntamiento de Segovia, la Fundación de la Casa de la Moneda o la propia Junta de Castilla y León necesiten más recursos para desarrollar el proyecto, se encuentren con un terreno abonado de antemano.

Desde aquí animo a los segovianos a "descubrir" el potencial que tenemos en la Casa de la Moneda y el turismo industrial. Durante muchos años hemos sido líderes en un turismo de alta calidad (fundamentalmente basado en la cultura patrimonial, la calidad de vida y la gastronomía). No es que estemos, ni mucho menos, perdiendo ese valor añadido, ocurre que otras plazas se han puesto a nuestro nivel. La competencia es mayor. Y eso nos obliga a ser ambiciosos.

Les avanzo el siguiente paso en el que como ya se sabe estamos trabajando. Vamos a luchar por la consideración oficial de la Ceca como la fábrica más antigua y mejor preservada de las que se conservan por parte de las dos agencias consultoras de la UNESCO y de cara a una posterior declaración de la Ceca como Patrimonio de la Humanidad. Esperemos tener la misma suerte que en Taormina.

Si lo conseguimos será la casa de la Moneda y por ello Segovia quien se habrá beneficiado y desde ese momento, añadiéndose al premio Europa Nostra, Segovia podrá esgrimir y aportar más argumentos y reconocimientos para la financiación definitiva del proyecto.

---

(*) Presidente de la Cámara de Comercio de Segovia.



Ver nuestro archivo completo de recortes de prensa en:
http://www.segoviamint.org/espanol/prensa.htm