EL ADELANTADO DE SEGOVIA
27-01-2009
 
PATRIMONIO
De Santos atribuye la inundación de la Ceca a una crecida ‘bestial’ del río


La concejala de Patrimonio cree que el incidente no provocará retrasos en las obras y afirma que sin el colector de San Marcos los efectos habrían sido “mucho peores”
Sergio Arribas - Segovia

Los operarios de empresa adjudicataria de las obras de rehabilitación de la Casa de la Moneda, la UTE Volconsa-Velasco, se emplearon ayer a fondo para achicar el agua en el edificio del Real Ingenio más próximo al río y que se inundó el pasado viernes como consecuencia de la crecida del río. El agua anegó el “patio de los molinos” y los edificios destinados a museo y restaurante. En esos inmuebles, el agua llegaba por encima de los tobillos. Alcanzó los cinco centímetros. Ayer, una parte del agua se había achicado y devuelto al río, que el viernes llegó a elevarse un metro por encima de su nivel habitual, según los ‘testigos’ de medición habituales que tiene colocados la empresa. El nivel del río, ayer, había bajado en torno a 40 ó 50 centímetros, aunque la empresa y el Ayuntamiento mantenían las medidas de vigilancia adoptadas ya durante todo el fin de semana, con presencia en las inmediaciones de agentes de Policía Local y Protección Civil.

La concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, aseguró ayer que la inundación no provocará retrasos en el ritmo de las obras, dado que los trabajos se centran actualmente en el otro lado del complejo, en el edificio destinado a usos culturales.

La crecida del río fue “absolutamente incontrolable”, “bestial” y “totalmente extraordinaria”, segúún De Santos. Según su relato, el aumento de las temperaturas y las precipitaciones en forma de lluvia provocaron, en la noche del jueves y la mañana del pasado viernes, un rápido deshielo, que llegó a multiplicar por seis el caudal del río Eresma. El pantano del Pontón Alto, que ya se encontraba al cien por cien de capacidad, recibió el mayor acopio de agua desde su inauguración, en 1992. El agua llegó a entrar a una velocidad de 26.000 litros por segundo. Es así, que en el caso de que el vaso del pantano hubiera estado vacío, su llenado se habría producido en menos de 76 horas, según indicó la concejala.

“El pantano de El Pontón es de abastecimiento y no está concebido para regular el cauce, porque es regular y previsible, salvo en circunstancias excepcionales como ésta”, añadió la concejala.

De Santos recalcó que el colector de San Marcos contribuyó a paliar la situación. Según dijo, si no se hubiera ejecutado esta obra, el agua se hubiera elevado un metro más y habría alcanzado los dos metros de altura. “Los efectos habrían sido mucho peores”, aclaró la concejala quien, igualmente, indicó que si se hubiera hecho el dragado del río “no hubiéramos evitado en absoluto la inundación” porque “ha sido una crecida tan bestial que el río se hubiera desbordado igualmente, aunque quizá algo menos”.

El dragado del río, para el próximo verano

De Santos explicó que el dragado del cauce del Eresma, para minimizar las posibles inundaciones en la Ceca, que ya solicitó el arquitecto director de las obras, Eduardo de la Torre, en el Proyecto Básico (1998) y en el Proyecto de Ejecución (2004), se producirá a finales del próximo verano. Las obras, que se calculan en unos 500.000 euros, serán asumidas por el Ministerio de Vivienda; como un proyecto modificado al de rehabilitación.

Por otra parte, la concejala indicó que las inundaciones en la Casa de la Moneda son episodios que se han repetido a lo largo de la historia del edificio. “De hecho —dijo— los estudios arqueológicos han demostrado que las sucesivas transformaciones han pasado por elevar el nivel del suelo para paliar este problema. “Si hoy quisiéramos construir la Casa de la Moneda nunca obtendríamos permiso porque está situada en una cota inundable”.