EL NORTE  DE CASTILLA
3 junio 2009
 
SEGOVIA
El numismático quiere 'vender' el proyecto a las altas instancias de la Unesco y del Consejo de Europa
03.06.09 -
  
Glenn Murray ya está en la ciudad italiana de Taormina, en Sicilia, donde el próximo viernes, 5 de junio, recibirá una medalla por su defensa de la Casa de la Moneda y, con un poco de suerte, uno de los siete premios que concede Europa Nostra, dotados con 10.000 euros cada uno. Pero el numismático se ha fijado otro objetivo en su viaje a Italia: conseguir dinero europeo para financiar la construcción e instalación del futuro museo del Real Ingenio.

«Ya tenemos el edificio casi terminado, pero vacío de contenido y no hay dinero para la creación del museo», señala el experto, que acude a Italia acompañado por Jesús Postigo, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Segovia, institución que nominó a Murray para el premio.
Según el numismático e historiador, «vamos a necesitar entre 3 y 4 millones de euros y de tres a cuatro años para crear e instalar el museo, y de momento, parece que nadie quiere hablar sobre este asunto», lamenta.

Proyecto estrella
Hace unos días, Amigos de la Casa de la Moneda, la asociación que Murray preside, propuso a las instituciones segovianas hacer de la musealización de la Casa de la Moneda el proyecto estrella de la candidatura de Segovia para convertirse en el 2016 en Capital Europea de la Cultura, aunque no ha encontrado la respuesta que esperaba. Murray está convencido de que «se puede buscar dinero para el museo y a la vez ganar el reto para ser Capital de la Cultura». Este es, precisamente, el concepto que el numismático quiere vender ante las instancias de la Unesco y del Consejo de Europa, que van a estar presentes el viernes en la ceremonia de entrega de premios de Taormina.

El experto, nacido en Estados Unidos pero nacionalizado español y afincado desde hace veinte años en Segovia, tiene asegurado el premio Unión Europa/Europa Nostra de Patrimonio Cultural, pero espera conseguir uno de los siete galardones en metálico para donarlo íntegramente a la Asociación de Amigos de la Casa de la Moneda.
«Es un dinero que a la asociación le va a venir muy bien para poder continuar con sus proyectos, la acuñación de monedas en los principales acontecimientos segovianos y la investigación de las singularidades patrimoniales y tecnológicas de la Casa de la Moneda, que se encuentran paralizadas desde que la Fundación Real Ingenio me ha marginado del proyecto», señala Glenn Murray.

Hace apenas un mes, la Fundación Real Ingenio vetó la entrada en su patronato de Murray como representante de la Asociación de Amigos de la Casa de la Moneda, aunque el experto ya llevaba meses marginado del proyecto.
 
 

EL NORTE DE CASTILLA
3 junio 2009

SEGOVIA
La CHD y el Ayuntamiento creen que el dragado del río no serviría de nada en caso de grandes avenidas del caudal
M. A. L.
| SEGOVIA

Pedro Arahuetes, Antonio Gato y Asunción Romero, ayer, en la sede de la CHD./ EL NORTE
 
Un estudio hidrológico e hidráulico que analice el comportamiento del río Eresma a lo largo de un tramo de 2 kilómetros determinará las posibles medidas que minimicen el impacto de las indundaciones de la Casa de la Moneda. El estudio, sugerido por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y el Ayuntamiento de Segovia, lo realizará de inmediato la Dirección General de Arquitectura del Ministerio de Vivienda y será previo a la valoración de las «posibles alternativas para minimizar el riesgo de inundabilidad» de la Ceca.

Entre estas opciones están descartadas medidas como el dragado del río o la permeabilización del azud de cruce. Los estudios realizados por la CHD concluyen que no solucionarían los problemas de inundabilidad del edificio, pues, según indicó el presidente del organismo de cuenca, Antonio Gato, «la eliminación o permeabilización del azud mejoraría el desagüe general del río en aguas normales, pero en régimen de avenidas la existencia o no de dicho azud es indiferente».

El estudio hidrológico e hidráulico que realizará Vivienda sale de la reunión que mantuvieron ayer en la sede de la CHD el presidente de este organismo, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, y Asunción Romero, directora general de Arquitectura y Política de la Vivienda del ministerio.

El alcalde manifestó al terminar que hasta que no esté terminado el estudio no se podrá hablar de posibles medidas para evitar las inundaciones, «pero parece evidente que las soluciones no son el dragado o actuar en el azud». Y Antonio Gato precisó que las decisiones que se tomen serán «adecuadas para adaptar la estructura y los usos previstos del edificio a los diferentes niveles de crecida del río y para decidir qué infraestructuras de defensa son necesarias».

De momento las obras siguen a buen ritmo, pero el proyecto no ha sido modificado después de las inundaciones del pasado invierno. La CHD ya advirtió al arquitecto que dirige la restauración, señaló Gato, que la Casa de la Moneda está en una zona inundable y «se podrán adoptar medidas para evitar inundaciones en aguas bajas y avenidas ordinarias, pero las avenidas extraordinarias seguirán inundando el inmueble».