EL ADELANTADO DE SEGOVIA
6 marzo 2009
 
OPINIÓN   
 
La Casa de la Moneda, Patrimonio de la Humanidad
 
EDITORIAL

La Cámara de Comercio ha iniciado una campaña para conseguir que la Casa de la Moneda, el conocido como cuarto monumento de la capital, sea declarada Patrimonio de la Humanidad, una catalogación que sin duda serviría para impulsar el conocimiento de esa joya del patrimonio industrial y para fortalecer la imagen de Segovia como destino turístico a nivel mundial.

En la actualidad únicamente una veintena de espacios o inmuebles, con pasado industrial, generalmente minas o pueblos mineros, disfrutan de esa declaración. Para conseguir el objetivo final, que cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de Segovia, la Cámara de Comercio pretende demostrar que la ceca del Eresma es la fábrica industrial más antigua, avanzada, sofisticada y completa que se conserva en el mundo.

El experto numismático Glenn Murray se ha encargado de redactar el estudio en el que se basará la petición a la Unesco. La primera parte de su ensayo demuestra que la acuñación y fundición de monedas es el proceso industrial más antiguo que se conoce, y en la segunda que la de Segovia es más antigua que las Casas de la Moneda de Hall, en Tirol, y Kremnica (Eslovaquia), con quienes compite por ese honor.

Los impulsores del proyecto se muestran bastante optimistas en torno a la posibilidad de conseguir su objetivo final, pues la Ceca cumple los seis factores contemplados por la Unesco para ser declarado Bien Patrimonio de la Humanidad, cuando técnicamente solo es necesario uno de los seis.

Mientras tanto, las obras de rehabilitación del monumento marchan a un buen ritmo, a pesar de las crecidas que el río Eresma ha experimentado durante el último invierno y que provocaron la inundación de una parte del inmueble. Afortunadamente es posible que el Estado pueda dragar el cauce durante el próximo verano para minimizar los efectos del agua en la ceca.

Menos, por no decir nada, se sabe del proyecto museológico en el que trabaja el director del Museo Provincial, Alonso Zamora, que debe definir el uso que se da a cada dependencia una vez que se abra el monumento y dónde debe colocarse la maquinaria reconstruida; ni de las gestiones que debe estar realizando el Ayuntamiento para contar con ayudas externas para la futura apertura del edificio.