EL NORTE DE CASTILLA
23 noviembre 2009

SEGOVIA

El ostracismo de Murray

El presidente de los Amigos de la Ceca asegura que le impidieron entrar en la fiesta de la Muces, a la que acudió como acompañante de otra persona invitada

23.11.09 - 01:21 -
 
Ocurrió en la noche del viernes, cuando la flor y nata de la sociedad segoviana se disponía a entrar en el Parador de Segovia para tomar parte en la fiesta que debía rematar la gala de la Muestra de Cine Europeo, después del homenaje al cineasta Jaime Chávarri. Allí estaban todas las gentes de la cultura local, muchas de las cuales habían sido invitadas expresamente por la organización, además de los representantes políticos, en su mayoría del Ayuntamiento.
 
El problema surgió cuando el presidente de la Asociación de Amigos de la Casa de la Moneda de Segovia, el historiador Glenn Murray, quiso acceder a la fiesta, porque la señorita que comprobaba las tarjetas le negó el paso. Aunque no tenía invitación personal, Murray iba acompañando a otra persona invitada, pues los tarjetones eran válidos para dos. El numismático tuvo que resignarse y quedarse fuera, aunque decidió esperar a sus amistades en el vestíbulo, donde recibió la visita escalonada de muchos amigos y conocidos que se acercaban a interesarse por su sorprendente situación. Así permaneció casi dos horas, hasta que terminó el 'sarao'.
 
«Penoso, vergonzoso»
«Me lo dijo la señorita que pusieron en la puerta: mire, sé que esto es penoso, vergonzoso, pero no puedo dejarle entrar», asegura el propio Murray, que no quiere polemizar sobre un asunto al que resta importancia: «No me gustaría que se diera a este caso una dimensión que no merece, incluso que apareciera en los periódicos. Yo polemizo en el terreno estrictamente científico, no por cuestiones de protocolo, que me dan igual», afirma. No obstante, el ostracismo a que ha sido sometido por parte del Ayuntamiento en los últimos años, quizá por mostrarse especialmente crítico con la gestión municipal, no pasó desapercibido el viernes: «Me quedé en el 'hall', como un transportista, porque dentro estaba la persona que había venido conmigo en el coche y tenía que bajarla a Segovia cuando acabara la gala», explica.
 
Evidentemente, la prohibición suscitó 'in situ' un pequeño revuelo. Fuentes presenciales aseguran que el director de la Muestra de Cine, Eliseo de Pablos, amigo de Murray, se mostró contrariado al enterarse de lo sucedido; que la concejala de Cultura, Clara Luquero, explicó que Murray no figuraba en la lista de invitados; y que el jefe de gabinete del alcalde dijo que no podía hacer nada, aunque quisiera. Eliseo de Pablos, aseguró ayer que Murray estuvo presente en el homenaje a Chávarri, como así fue, y que la Muestra de Cine Europeo nada tenía que ver con lo que pasó posteriormente a la puerta del Parador. «Muces no ha intervenido en esta historia, porque se trata de que puedan acudir todas aquellas gentes relacionadas con la cultura».
Fuentes de la Alcaldía han precisado que las invitaciones de la gala eran nominales y que Glenn Murray no figuraba en la lista del protocolo de invitados. «En vez de marcharse, decidió quedarse en la puerta», sostienen.