EL ADELANTADO DE SEGOVIA
12 diciembre 2008
 
Local - Sociedad - 12/12/2008
Glenn Murray recibirá la Medalla Peñalosa


El historiador Glen Murray.

F.D. - Segovia

El historiador norteamericano Glenn Murray ha obtenido la medalla Peñalosa que concede la Junta de Nobles Linajes y que se reunió ayer para decidir sobre el destinatario de la quinta edición de este galardón.

Por mayoría, el jurado decidió premiar la labor de Glen Murray en favor de la recuperación de la Casa de la Moneda de Segovia.

El jurado lo presidió el diputado decanode los Linajes, marqués de Quintanar, y lo compusieron además los vocales designados por el Patronato del Alcázar, Carlos Herranz, marqués de Lozoya; por la Junta de Nobles Linajes, Fernando de Peñalosa y José Luis Parés Parra; por el Cabildo Catedrilio, José Miguel Espinosa; por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Víctor Nieto Alcaide; por la Cámara de Comercio, Rafael Aznar; por la Real Academia de Historia de San Quirce, Dominica Contreras, marquesa de Lozoya; y por la Real Academia de Historia, Vicente Pérez Moreda. Actuó como secretario el vizconde de Altamira, Rodrigo Peñalosa.

El premio se entregará el 27 de diciembre. Con este galardón, que no tiene dotación económica, se pretende reconocer la labor de personas que han defendido el patrimonio segoviano, y en homenaje a la mejora de quien da nombre al premio "que en su dilatada vida desdeñó, con pública y notoria constancia toda remuneración económica", recuerda el reglamento de la medalla. Murray se suma así a la lista de galardonados en las ediciones anteriores: Manuela Villalpando y Juan de Vera (1991), José Antonio Ruiz Hernando (1995), Hilario Sanz y Sanz (1999), y Las Edades del Hombre, en la persona de Antonio Meléndez (2003).


EL ADELANTADO DE SEGOVIA
23 diciembre 2008

Quinta edición de la “Medalla Peñalosa”

OPINION

Segovia desde Segovia
Pablo Martín Cantalejo

El próximo sábado, el historiador californiano Glenn Murray va a recibir la “Medalla Peñalosa”, que instituyó la Junta de Nobles Linajes en memoria del ilustre segoviano fallecido, defensor acérrimo de nuestra ciudad, Luis Felipe de Peñalosa y Contreras.

El galardón, título honorífico sin dotación alguna, llega en su quinta edición para un hombre muy conocido en nuestra ciudad desde que hace unas décadas se radicó en ella para trabajar a favor de la recuperación de la Casa de la Moneda.

Con estas líneas no quiero hacer un panegírico al homenajeado, suficientemente conocido entre nosotros y a quien personalmente, aparte de la amistad, considero como muy digno merecedor de la distinción que ahora se le otorga.

Hay algo que nadie podrá discutirme; y es que si Glenn Murray no hubiera llegado a nuestra ciudad para entregarse de lleno a “luchar” por la recuperación, rehabilitación y restauración de nuestra histórica Casa de la Moneda, sería muy posible que las obras que ahora se realizan en ella, ya en período muy avanzado, ni siquiera se hubiesen comenzado. Durante años había permanecido en completo olvido la histórica ceca segoviana, sin que ni autoridades, ni intelectuales, ni organismos, ni entidades de aquí fueran capaces de sacarla de ese olvido en un intento de llevar adelante su recuperación. Quizá pueda alegarse como justificación que entre nosotros posiblemente no hubiera expertos numismáticos, pero también es cierto que no hacía falta su presencia para que un edificio como éste hubiera recibido la atención que merecía.

No es momento de señalar a nadie, por supuesto, porque quizá todos tengamos un poco de culpa de ese olvido; pero sí lo es el de tratar de “rehabilitar” el esfuerzo enorme de Glenn Murray para recuperar la Casa de la Moneda. Murray, como cualquiera de nosotros, tendrá sus defectos y sus virtudes, pero hay que destacar entre estas últimas ese empeño suyo de seguir adelante en su propósito luchando contra hombres, instituciones, personalismos, envidias, zancadillas y todos los etcéteras que queramos poner. Línea en la que permanece aunque se le haya “apartado” de la ceca.

Ha sido -y sigue siendo- incansable su interés por la fábrica; ha estudiado en profundidad sobre ella en cuantos archivos ha sido necesario, ha escrito libros, folletos, artículos, ha creado la Asociación de Amigos de la Casa de la Moneda (que ahora vuelve a presidir contando con una modesta sede prestada en la plaza de La Merced), ha viajado por buena parte de Europa para investigar y al tiempo para difundir los valores de la Casa de la Moneda segoviana; no le ha importado gastar su dinero en estos trabajos, y a cambio, para sonrojo de todos los segovianos, parece que se desea que toda su labor sea olvidada.

Es lamentable que enfrentamientos personales lleguen a un extremo como éste, cuando lo que está en juego es el futuro de la ceca segoviana y no el de Fulano ó Mengano como más listo o como más poderoso.

Bienvenido, pues, el acuerdo de la Junta de Nobles Linajes de otorgar a Glenn Murray la Medalla Peñalosa. Al menos, Gleen conocerá que hay personas sensatas que, pensando serenamente a favor de Segovia, saben reconocer sus méritos y su trascendente labor en pro de nuestra histórica ceca. Como también sabemos reconocerlo sus amigos, y no precisamente sólo por la amistad, sino también, y acaso principalmente, por su total entrega a una labor que todavía ningún segoviano se había atrevido a emprender. Pese a todo, si somos honrados, de alguna forma habrá que dejar en la Casa de la Moneda un recuerdo expreso a Glenn Murray. Lo contrario sería faltar a los rasgos de honradez que dicen ser propios de los segovianos. Pero pienso que quizá el mejor homenaje sería reintegrarle al equipo que ahora trabaja en el tema. Ahí queda el gran desafío y la oportunidad de “guardarnos” el orgullo.