GENTE EN SEGOVIA
18 ENERO 2008
 
La Junta pretende ampliar los límites de declaración de Patrimonio Mundial de la ciudad

La distinción incorporaría al Alcázar y las vistas desde el monumento, Zamarramala, el Terminillo, el Valle del Eresma; así como el santuario de la Fuencisla y la Ceca

Gente en Segovia

La Dirección General de Patrimonio de la Junta, que dirige Enrique Saiz, pretende ampliar los límites de la declaración de Patrimonio de la Humanidad en la ciudad —distinción que ahora sólo tiene el Acueducto y el recinto histórico— y declarar Bienes de Interés Cultural a nuevos espacios.

Las vistas de Segovia entran en la iniciativa de ampliación. 

Gente 

El departamento está elaborando “un estudio técnico”, según ha asegurado Saiz a Gente, que “de momento no supone una modificación jurídica del estatus que tienen”. Después, se pretenden firmar un convenio con el Ayuntamiento de Segovia [al igual que ha ocurrido en Salamanca y Ávila] para elaborar Plan de gestión que proponga, entre otras cosas, “modificar los límites de la ciudad declarada patrimonio mundial”.

La ampliación incluiría a las vistas desde determinados puntos como el Terminillo, Zamarramala y todo el valle del Eresma, en torno a la ciudad. En este área se incorporarían monumentos como el monasterio de El Parral, la Fuencisla, los Carmelitas, la Casa de la Moneda (CECA) o el convento de Santa Cruz, que actualmente acoge a la Universidad SEK. Además, al catálogo se sumarían el Alcázar y las vistas desde la fortaleza hacia el valle.

El director General de Patrimonio señala que están teniendo “conversaciones con la UNESCO” [Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura que nació en noviembre de 1945] y que ya el pasado mes de diciembre firmaron en París un protocolo para trabajar de forma conjunta “en cuestiones teóricas que afectan a las ciudades patrimonio de la humanidad y, entre otras cosas, en las vistas desde el exterior y los valores arqueológicos que están enterrados”.

En este sentido, considera que tendrán “mucha importancia” los restos del Acueducto –el canal soterrado desde su nacimiento en la Fuenfría– al que también se le pretende dar la distinción de Patrimonio de la Humanidad.

Protección de segundo orden y Plan General

El departamento de Patrimonio Cultural está barajando la idea de incorporar “elementos de segundo orden” de protección, según Saiz. El responsable regional argumenta que “complementan el valor los espacios”.

En Segovia, la prerrogativa la llevarán lugares como el jardín del Romeral, de Leandro Silva, y que se incluirá dentro del área protegido del Valle del Eresma.

Por otro lado, Saiz se refirió a la aprobación parcial del Plan General de la ciudad y asegura que “nos hubiera gustado que desde el inicio se hubiera planteado este nuevo documento como uno que englobará también un plan de protección y gestión de la puesta en valor de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad”.

Considera que “no sólo se ignoró, sino que se fueron añadiendo cuestiones que eran agresivas o flagrantes hacia los valores patrimoniales y culturales”, como en el caso de la edificación en el Seminario -ya descartada- o los pequeños planes en el recinto histórico remitidos a actuaciones futuras y, según Saiz “sin considerar la protección de los bienes o los edificios catalogados” del área.

Afirma que no cederán en esto. “Nosotros no tenemos ningún plan de obstaculizar nada, ni desparalizar el desarrollo urbanístico de Segovia, la culpa la tiene el Ayuntamiento que en un principio debería haber tramitado las cosas cuidando también la protección del conjunto histórico”.

Concluye diciendo que “no solo tenemos interés como administración tutelar de patrimonio cultural sino, que además, tenemos que dar cuenta ante la UNESCO y el ministerio, que nos están pidiendo, sobre los planes de Salamanca, Ávila y Segovia y vamos a seguir en esa línea”.