EL ADELANTADO DE SEGOVIA
30 ABRIL 2008
 
PATRIMONIO
Murray regresa a la presidencia de Amigos de la Casa de la Moneda


Murray, a la izquierda, dialoga con varios socios, entre los que figura García Herrero, a la derecha de la imagen. / KAMARERO

Su candidatura fue la única que se presentó tras la dimisión de la junta de García Herrero
Guillermo Herrero - Segovia

En una asamblea general extraordinaria rápida y tranquila, los socios de Amigos de la Casa de la Moneda aceptaron ayer la dimisión, en bloque, de la junta directiva presidida por Javier García Herrero y, acto seguido, eligieron una nueva, encabezada por Glenn Murray. No fue necesario votar, dado que la única lista que se presentó fue la del numismático de origen americano, en la que figuran, como vicepresidente, Miguel Ángel Herrero, ejerciendo como secretario David María Sanz y como tesorero Carlos Arribas Ayuso. Los dos vocales de la entidad serán Julia Casaravilla y Miguel de Miguel.

A pesar de las discrepancias entre la junta saliente y Murray, ayer no era día para reproches y sí para escenificar un ambiente cordial. Así, García vio en Murray al “mejor presidente que podía tener la asociación”, sosteniendo su “enorme orgullo” de pasar el testigo al hombre del que lo tomó. Por su parte, el nuevo equipo dirigente también quiso aplaudir la labor desarrollada en los últimos cinco años por García, haciendo extensiva su felicitación a los componentes de su grupo, y especialmente a Juan Francisco Sáez, que llevaba en la junta de la entidad desde u fundación, hace quince años.

Por su parte, Murray dijo “lamentar profundamente” las dimisiones, entendiendo, como fundador de Amigos de la Casa de la Moneda, que su mayor éxito fue, cuando dejó la presidencia hace un lustro “involucrar a los segovianos en este proyecto”. “Ahora, no quería que el barco quedase a la deriva, y por eso he decidido aceptar la presidencia”, declaró, para agregar a continuación que, en las últimas semanas, ha realizado un último intento por convencer a los componentes de la directiva que permanecieran en sus puestos.

Preguntado por los planes de futuro, Murray explicó su pretensión de potenciar las actividades de la asociación, de forma que se redacte un programa anual donde se incluyan la organización de conferencias, la edición de publicaciones didácticas y científicas y el apoyo a investigaciones sobre la Casa de la Moneda de Segovia. Finalmente, el experto numismático reivindicó el papel a jugar por Amigos de la Casa de la Moneda, considerando que debe ser “complementario” al que desempeña la Fundación Real Ingenio; “nosotros somos más ágiles y, por ello, seguiremos teniendo mucho que decir”, concluyó.