EL ADELANTADO DE SEGOVIA
28 enero 2007
 
Las obras en la Ceca siguen sin empezar mientras avanza su estado de deterioro


Imagen de archivo del interior de la Casa de la Moneda, considerado el edificio industrial más antiguo que se conserva en el mundo/PEÑALOSA

A punto de finalizar enero, las máquinas aún no han entrado en el Real Ingenio, casi 17 meses después de la firma del convenio
El Adelantado - Segovia

La espera continúa, el tiempo pasa y la Casa de la Moneda avanza en su estado de deterioro. Desde que, el 5 septiembre de 2005, las tres administraciones —Ministerio de la Vivienda, Junta y Ayuntamiento— firmaran el convenio para rehabilitar la Casa de la Moneda, todos los plazos previstos para el inicio de las obras de recuperación del Real Ingenio se han visto frustrados. Y parece que la última fecha que se aventuró tampoco se cumplirá.

A principios del pasado mes de diciembre, el alcalde, Pedro Arahuetes, manifestó su confianza en que las obras pudieran comenzar físicamente a lo largo del mes de enero de 2007; si bien ya entonces mostró su “cautela” en torno al asunto, ya que en septiembre de 2005 “también lo veíamos claro y luego las cosas se complicaron”. Lo cierto es que a cuatro días de finalizar el mes, el objetivo del alcalde parece difícil de cumplir.

Como se recordará, distintos cargos del PSOE confirmaron, y mantuvieron durante siete meses que el Ministerio de Vivienda había adjudicado los trabajos a CYM Yáñez aunque, sorprendentemente, el Ayuntamiento, a través de una nota de prensa, anunció que la mesa de contratación, reunida el 4 de diciembre de 2006 en Madrid, había propuesto la adjudicación de las obras a la UTE integrada por Volconsa Construcción y Desarrollo de Servicios y Velasco, Obras y Servicios, que presentó una oferta de 6.089.868,9 euros —1,2 millones superior a CYM Yáñez—.

Varias fuentes consultadas por esta Redacción, han advertido que el clima extremo de los últimos días en Segovia, con nevadas copiosas y bajas temperaturas, “sin duda hace mella en el deteriorado estado en el que se encuentra la Casa de la Moneda”; lamentado además, por otra parte, que “cuanto más tiempo pase, menos se podrá recuperar y más serán los costes de las obras”.