EL ADELANTADO DE SEGOVIA
10 OCTUBRE 2007
 
Murray afirma que las inundaciones están retrasando las obras de la Ceca


Imagen, ayer, de las obras de modificación del colector de San Marcos/J.MARTÍN

El numismático aventura que los trabajos del colector de San Marcos no acabarán en el plazo previsto porque las lluvias y la consecuente crecida del Eresma lo impedirá
S.A. - Segovia

El historiador, numismático y antiguo coordinador de la Fundación Real Ingenio, Glenn Murray, aseguró ayer que las obras de rehabilitación de la Casa de la Moneda , que comenzaron el pasado mes de febrero, están sufriendo “graves retrasos” a causa de las inundaciones que sufre el edificio por no haberse acometido con anterioridad la modificación del colector de San Marcos.

Murray, en declaraciones a este diario, dice tener conocimiento de que “desde el primer día hasta hoy, existen retrasos en las obras de rehabilitación de la Ceca por las inundaciones que padece el edificio y que están causadas por no haber arreglado el problema del colector”.

Como se sabe, el pasado 10 de septiembre el Ayuntamiento inició las obras de modificación del colector de saneamiento “Azud de San Marcos” con el objetivo de minimizar las inundaciones de la Casa de la Moneda; unos trabajos que, según informó el Gobierno municipal, se prolongarán hasta el mes de diciembre. Murray considera que los plazos que maneja el Ayuntamiento son de imposible cumplimiento. “Es evidente que debido a la crecida del río que está por venir, con las lluvias del otoño, no se va a poder terminar la obra del colector hasta el verano del próximo año”, dijo Murray, para explicar que “toda la fachada del nuevo colector lleva un recubierto de piedras decorativas [para evitar el impacto visual] y esto no se podrá realizar hasta que baje el nivel de caudal del río, esto es, hasta julio”.

Tras indicar que todos los “retrasos suponen dinero”, Murray afirma que hace casi tres años Arahuetes le comentó personalmente que no se iba a hacer nada respecto al colector; si bien “cuando vieron que las inundaciones en la Ceca obligaron a la empresa adjudicataria de la rehabilitación a pedir un aplazamiento en la entrega de la obra y, por tanto, un aumento del presupuesto para ejecutarla, se pusieron a ello”. “Arahuetes conocía la gravedad del problema antes de comenzar su anterior legislatura y no hizo nada”, dice Murray, para indicar que “descartó un proyecto que se redactó con dinero público porque era de Izquierda Unida”; mientras que “a principios de verano el Gobierno local pretendía ejecutar otro proyecto tan chapucero que se vió forzado a encargar la redacción de un tercer proyecto a toda prisa, el que ahora se está ejecutando y que promete zanjar las inundaciones de manera correcta”.

Por último, Murray lamentó que, desde julio de 2006, permanezca paralizada la elaboración del proyecto museístico para dotar de contenido a la Ceca tras su rehabilitación.