EL ADELANTADO DE SEGOVIA
6 SEPTIEMBRE 2007
 
PATRIMONIO
Amigos de la Ceca ven injustificado el despido de Glenn Murray

S.A. - Segovia

La asociación “Amigos de la Casa de la Moneda” manifestó ayer su malestar por el despido del numismático Glenn Murray como coordinador de la Fundación Real Ingenio al entender que la decisión del Ayuntamiento no está justificada.

El presidente del colectivo, Francisco Javier García Herrero, lamenta, en un comunicado, el aparente desencuentro entre el alcalde, Pedro Arahuetes y el historiador Glenn Murray; al tiempo que expresa estar “totalmente de acuerdo” con las declaraciones de la concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, en las que afirmó que Murray está muy por encima de las condiciones de su contrato. No obstante, la asociación considera que “no sólo de su contrato, sino que está muy por encima de cualquiera en conocimiento de la Historia y futuras necesidades de la Casa de la Moneda, incluído el proyecto museístico que desde hace varios lustros se está redactando en su cabeza durante las 24 horas de cada día”. “Sin embargo —añade García Herrero— desde la asociación se entiende que esto no es una justificación legítima para explicar su despido”.

El presidente añade que la asociación está “profundamente preocupada” por “la falta, hasta la fecha, de un proyecto concreto de musealización con el que dar contenido al edificio que actualmente se está rhabilitando”. En este sentido, la asociación considera que pese a que en la Fundación Real Ingenio se ha creado una comisión de patronos para el proyecto de musealización “entendemos que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre debe hacerse cargo de ese proyecto de forma efectiva e inmediata”. “Amigos de la Casa de la Moneda” propone que el Ayuntamiento firme un convenio con la FNMT “que asegure que una vez finalizadas las obras del edificio, comenzará la instalación del museo de forma inmediata”. A su juicio, la FNMT es la entidad más indicada para llevar a cabo esta musealización.

Por su parte, la concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, eludió ayer realizar ningún comentario sobre el despido de Murray. Pese a la insistencia de los informadores, en una rueda de prensa convocada para dar cuenta del Día de Solidaridad de las Ciudades de Patrimonio Mundial, De Santos sentenció: “yo no voy a hablar del tema” de Murray.

Lo cierto es que la concejala no puso reparos cuando se le preguntó sobre la marcha de las obras de rehabilitación de la Ceca. “Las obras van muy bien”, dijo De Santos, mientras que, en relación al proyecto museístico, señaló que “hay un plan director que se elaboró como orientación a los arquitectos; la obra no ha pedido otros documentos”.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

OPINIÓN   

La Ceca: Moneda de cambio

Tribuna
Miguel Ángel Herrero

El pasado 21 de agosto la Concejalía de Patrimonio Histórico publicó una escueta nota afirmando que el experto numismático Glenn Murray no tenía ninguna relación contractual con la Fundación Real Ingenio. Hace cuatro meses el propio alcalde en funciones Arahuetes anunciaba que Murray sería el director de esa Fundación (El Adelantado 26-04-07) para lo cual firmó un contrato en mayo pasado. Mucha gente se preguntará, ¿qué ha ocurrido para que se produzca este insólito cambio? Acaso, la clave se encierra en una fecha: el 27-M, convocatoria de las elecciones municipales. Las declaraciones del máximo promotor de la reconstrucción de la Ceca, ahora inexplicablemente cesado, son inequívocas: fue utilizado con fines electoralistas por el señor Arahuetes cuando le prometió antes de las elecciones su continuidad al mando de este proyecto de gran interés científico y el de mayor relevancia turística de cuantos han sido impulsados por la iniciativa privada en esta ciudad. Todo gracias al esfuerzo personal; por amor al arte y a la ciencia numismática. Un empeño altruista que ahora es injustamente pagado con moneda falsa, utilizando una especie de truco de tocomocho: yo consigo un buen titular de prensa una semana antes de las elecciones y yo te prometo lo que no te daré a ti, sino a...

Muchas han sido las peripecias a lo largo de estas dos últimas décadas. Durante este tiempo, la Ceca ha pasado por diferentes responsables políticos; de mano en mano como la falsa moneda que ninguno se la queda. Parecía que por fin el "independiente" Arahuetes se comprometía de una vez por todas a reconocer su indudable valor y a pasar a las crónicas locales como el alcalde que puso la última piedra de este histórico edificio singular (ahora, podría formar parte de la crónica negra). Único edificio en su género que sigue en pie en toda Europa, quizá en el mundo. Pero, parece que Arahuetes tenía una carta marcada y en el contrato no aparecía mención alguna a la Casa de la Moneda, ni al futuro museo que albergaría. Lo que sí decía el contrato es que había un período de pruebas de unos meses, que concluía una vez pasadas y olvidadas las elecciones del 27-M. Murray no ha superado la prueba. ¿No estaba preparado? Todo lo contrario, está demasiado cualificado, dicen justificándose.

Y seguimos haciéndonos preguntas, sobre las presuntas irregularidades en la firma de un contrato institucional; sobre el contenido de la prueba; sobre los responsables que han juzgado la idoneidad de Murray en este período de prueba; sobre las actas de constitución del tribunal que ha juzgado al candidato y la justificación razonada por escrito de su decisión. Pero, sobre todo, nos preguntamos por la sinceridad del señor Arahuetes cuando una semana antes de las elecciones anunció públicamente que sería Murray el director de la Fundación Real Ingenio. Murray y la Ceca han sido utilizados como moneda de cambio: promesas por votos (y con ellos, nos han utilizado a todos los electores). La actual reconstrucción y posterior funcionamiento del Real Ingenio es incomprensible sin Glenn Murray. Por eso, este deplorable suceso no puede ser bajo ningún concepto el final de la historia interminable de la Ceca y desde luego puede ser el final de la credibilidad personal y política del señor Arahuetes (ahora en entredicho). Con las palabras ocurre como con las monedas, las hay de buena y de mala ley. La diferencia está en que la falsificación de moneda está penada y las promesas incumplidas gozan de impunidad, pero, afortunadamente, los ciudadanos saben detectarlas y en su momento pasarán factura.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

EL "BLOG" DE EL ADELANTADO   http://www.eladelantado.com/blogComentarios.asp?idBlog=197

 

Desde Costa Rica y no muy extrañado
por
jose Segura 

No heredamos muchas cosas de nuestros antepasados prehistóricos, algo nos queda de su arqueología y algunas construcciones, pero nuestros antepasados conocidos, descendieron de barcos y nos heredaron, la política en beneficio del político, cuando veo lo que pasa en Segovia y su maravillosa Casa de la Moneda, me recuerda a cualquiera de la pobres instituciones públicas donde el jefe, prefiere al político al conocedor, pues el político no le quitara nunca protagonismo. Glen Murray es una institución en si mismo y su director de la junta solo quiere protagonismo, Nada nuevo en nuestro sub desarrollado tercer mundo, pero nunca lo esperé de la ciudad de Segovia. Cuídense segovianos que aqui nada pasa nunca y ustedes tienen mucho que hacer.

 

Lamentable
por
m.t. (una persona decepcionada) 

Es lamentable que despues de 30 años de democracia se siga actuando por simpatias, antipatias o rabietas, sin tener en cuenta la valía y la capacidad de trabajo de personas como Glenn Murray. A este señor se le ha despedido de su trabajo y apartado de La Fundación Real Ingenio, sin tener en cuenta su idoneidad para llevar a buen fin el proyecto museistico de La Casa de la Moneda. ¡Qué vergüenza!
El sr. Murray ¡qué buen trabajador sería si tuviera buen patrón!

 


 

EL NORTE DE CASTILLA
6 SEPTIEMBRE 2007

Amigos de la Ceca reclama que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre asuma el proyecto museístico

La Asociación de Amigos de la Casa de La Moneda de Segovia está profundamente preocupada por la falta, hasta la fecha, de un proyecto concreto de musealización con el que dar contenido al edificio que actualmente se está rehabilitando.

«Entendemos que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre debe hacerse cargo de dicho proyecto de forma efectiva e inmediata, firmándose con el Ayuntamiento de Segovia, dueño del inmueble, un convenio detallado con fechas y contenidos que asegure que una vez finalizadas las obras del edificio, comenzará la instalación del museo de forma inmediata», explican los amigos de la Ceca.

Este colectivo lamenta el desencuentro entre Pedro Arahuetes, alcalde de Segovia, y el historiador Glenn Murray. A pesar de compartir las palabras de Claudia de Santos, concejala de Patrimonio, sobre que Murray está muy por encima de las condiciones de su contrato debido a sus amplios conocimientos, la asociación considera que esa «no es una justificación legítima para explicar su despido».

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

OPINIÓN
Vientos de temporal

Ajuzgar por las noticias trascendidas esta semana, no parece que se acuñen buenos vientos para un final feliz y completo del gran proyecto de rehabilitación integral de la Casa de la Moneda y lo que conlleva su puesta en valor cultural y turístico para Segovia. La justificación que se ha ofrecido por la Concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, para apartar al historiados y profundo conocedor de la Ceca, Glenn Murray, ha sido la expiración de un contrato que se le había hecho por unos meses como director técnico y administrativo y su no renovación por exceso de cualificación de Murray. Nada más ingenuo. O más malvado.

Constatada la formación del numismático e historiador, su encomiable y pertinaz entrega a la causa de la restauración del importante complejo industrial del XVI y el ninguneo de que ha sido objeto por parte precisamente de quienes habrían de haberle reconocido como importante valedor para la recuperación, desde la ciudadanía no se comprende cuáles pueden ser las verdaderas razones que impulsan estos vientos de temporal que, de no aliviarlos un poco del sentido común, pueden convertirse pronto en lodos que nadie quiera pisar.

La advertencia de Murray ha sido únicamente poner de relieve la necesidad de coordinar en el tiempo la rehabilitación del inmueble con el proyecto museístico contemplado en la remodelación del complejo; actuación que ni siquiera se ha iniciado y que con Murray lejos será difícil impulsar. El historiador, hay que recordarlo, intervino recientemente ante el Comité Internacional para la Historia de la Tecnología (en una reunión de expertos de todo el mundo celebrado en Copenhague) con una Ponencia intentando que se avale nuestra Casa de la Moneda como la planta industrial más antigua del mundo, lo que sin duda también fortalecería la aspiración de Segovia a la capitalidad europea de la cultura en el 2016.

La presencia de Murray en aquel simposium no sólo no fue promovida por la Fundación Real Ingenio de la Moneda (como parece que debiera haber sido si de verdad creemos en el proyecto sino que lo fue por invitación de la Fundación Juanelo Turriano) que el Ayuntamiento se apresuró a descalificar con un comunicado precisando que Murray ya no tenía ninguna relación con la Fundación Real Ingenio tras haber quedado sin vigor su contrato. Inexplicable actitud.

La polémica, pues, está servida y los vientos de tempestad desencadenados. Pero sería muy conveniente para la buena marcha de la recuperación de la Ceca segoviana una explicación de las verdaderas causas de este enfrentamiento y, sobre todo, una seria reflexión reconduciendo el problema y un entendimiento entre partes que conduzca a un final feliz del proyecto de recuperación del complejo, del que el proyecto museístico forma parte vital. Lo demás serían media tintas.