EL ADELANTADO DE SEGOVIA
26 JUNIO 2007
 
MUNICIPAL
Soluciones opuestas para el colector de San Marcos,


Las obras de la Ceca comenzaron el 14 de febrero de 2006./F.PEÑALOSA

El Consistorio estudia un proyecto diferente al presentado hace un año por la entonces concejala de Patrimonio, Concepción Domínguez
María Coco - Segovia

Aunque la anterior concejala de Patrimonio Histórico, Concepción Domínguez (IU), anunció que el Consistorio iniciaría las obras del colector de San Marcos antes de que comenzara 2007, la realidad es que, finalmente, como muy pronto y conforme a los planes del alcalde de la capital, el socialista Pedro Arahuetes, las obras comenzarán durante este verano, coincidiendo con el bajo cauce del río Eresma y, eso sí, previa aprobación del proyecto por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero.

Arahuetes desveló que se estudian dos actuaciones distintas pero mostró su predilección sobre una de ellas, la que se ejecutará con casi toda probabilidad. Consiste en la ubicación de varios tubos bajo la superficie que tendrán entre cuatrocientos y quinientos milímetros y, explicó, permitirán que el cauce del río pueda discurrir por debajo durante las temporadas de crecida. La propuesta no garantiza atajar con rotundidad las inundaciones aunque, conforme al alcalde, “únicamente se producirán tres o cuatro días en cinco o seis años”. El plazo de ejecución de los trabajos es de tres semanas, aproximadamente. Así, aunque el documento aún se encuentra en el Consistorio, en los próximos días, será remitido a la Confederación Hidrográfica del Duero para, si supera los trámites aadministrativos, comenzar su ejecución este verano, en las últimas fechas de agosto y durante el mes de septiembre.

Por otra parte, la segunda de las opciones, “muy agresiva” en palabras del alcalde , corresponde a la anunciada en julio de 2006 por Domínguez. Cuenta con un presupuesto de 472.000 euros, y según el regidor, es el único proyecto que garantiza al cien por cien que la Ceca no sufrirá inundaciones en el futuro. Esta actuación consiste en la colocación de tubos sobre la superficie, un hecho que a su vez llevaría implícito la autorización de la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León así como la del Patronato del Alcázar. Esta es la opción, dijo Arahuetes, más costosa y complicada de ejecutar.

El colector de San Marcos, construido en el año 1987 sobre el lecho del río Eresma, provoca cada año cerca de treinta inundaciones al elevar cincuenta centímetros el nivel natural de su cauce, una situación ha contribuido durante décadas al progresivo deterioro de la Casa de la Moneda y cuyo arreglo ha sido anunciado en numerosas ocasiones por diferentes alcaldes. Ahora, coincidiendo con la rehabilitación de la Ceca, la reparación del colector suma importancia para garantizar la correcta ejecución de los trabajos de recuperación del inmueble.