EL NORTE DE CASTILLA
24 JUNIO 2007
 
SEGOVIA
Amigos de la Casa de la Moneda, premiada en el Día de Segovia
Javier García y Glenn Murray, con el galardón. / A. TANARRO
 
El Centro Segoviano de Madrid entregó ayer los premios con los que, con motivo del Día de Segovia, distingue a las personas o instituciones por su labor en favor de la provincia. Entre los premiados figuraban Esperanza Aguirre (que no asistió), el festival de títeres Titirimundi, el pintor Luis Moro, el médico Luis Hernando Avendaño y la Asociación de Amigos de la Ceca.
 

EL ADELANTADO DE SEGOVIA
24 JUNIO 2007
 
SOCIEDAD
La fiesta de la Comunidad


La mesa presidencial, durante un momento del acto, junto a los premios que se entregaron a los galardonados. /KAMARERO

El Centro Segoviano de Madrid entregó sus premios en la celebración del Día de la Ciudad y Tierra de Segovia • Los 27 pueblos de Madrid que integran la Comunidad fueron premiados por mantener su vinculación con la capital
J.H. - Segovia

Segovia celebró ayer el Día de la Tierra, la fiesta de la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, integrada por 132 pueblos de las provincias de Segovia, Madrid y Ávila. El Centro Segoviano de Madrid aprovechó ayer la jornada festiva para entregar sus galardones, y otorgar, entre otros, el premio “Manuel González Herrero” al mejor servicio a la tierra, a los pueblos de Madrid, por su vinculación con Segovia y por mantener lazos de unión con la capital. Manuel González Herrero, hijo del ilustre historiador y escritor ya fallecido, explicó que los segovianos se extendieron hasta el límite del río Tajo en la comunidad de Madrid, y recordó que su padre dedicó toda su vida al estudio de esa vinculación y a su permanencia. “Esas raíces se han mantenido con la fidelidad de estos municipios segovianos que mantienen la imagen del Acueducto en su emblema oficial”, añadió.

Previamente al acto de entrega de los premios, los representantes del Centro Segoviano de Madrid participaron en una misa y una ofrenda a la Virgen de la Fuencisla en su santuario, por los segovianos ausentes. Este año, su huella será permanente, ya que se ha instalado una luz junto a la imagen de la Virgen por todos los ausentes de la tierra.

Tras la romería junto al río Eresma, al son de la música y la dulzaina, y la degustación de la tradicional tajada, los segovianos procedentes de Madrid se reunieron en la plaza de la Tierra de Segovia, donde se encontraron con los alcaldes de algunos de los pueblos de Madrid que pertenecen a la Comunidad, así como con el resto de galardonados de los Premios Tierra, y las autoridades de la ciudad. El acto fue presidido en un comienzo por la concejala de Cultura, Clara Luquero, hasta que llegó el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes. También estuvo presente, entre otras autoridades, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Luciano Municio.

El presidente del Centro Segoviano de Madrid, Antonio Horcajo agradeció en su intervención “la fidelidad a la tierra desde el otro lado de la Sierra”, apuntando que “la Sierra nos une, el Acueducto os pertenece”. “Cuando Almanzor destruyó 17 arcos del Acueducto, la reina Isabel la Católica mandó reconstruirlos, gracias a las aportaciones de estos pueblos”.

Antonio Horcajo elogió “el trabajo por Segovia” de todos los premiados, y seguidamente se entregó un diploma a cada uno de los alcaldes asistentes a la fiesta e la Comunidad de Madrid, merecedores del premio “Manuel González Herrero”. El alcalde de Navalcarnero, Baltasar Santos, agradeció el premio recibido en nombre de todos los pueblos y reconoció que la relación con Segovia “siempre será motivo de orgullo y prestigio para nosotros”.

El acto continuó con la entrega del resto de galardones. El premio “Marqués de Lozoya” a la mejor tarea cultural fue para el Festival Internacional de Títeres “Titirimundi”, personalizado en su director Julio Michel. El pintor segoviano Luis Moro recibió el premio “Aniceto Marinas” a la mejor trayectoria profesional artística.

El nefrólogo nacido en Torreadrada Luis Hernando Avendaño fue distinguido con el premio “Teófilo Hernando” a la mejor trayectoria de una vida, y los autores del libro “Las Raíces del Paisaje”, Andrés Díez y Francisco Martín recibieron el premio “Diego de Colmenares” a la mejor obra escrita sobre Segovia.

El trabajo del director general de Emergencias y Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid, Alfonso del Álamo, fue merecedor del premio “Juan Bravo” al espíritu de lucha, y el investigador Pablo Gallego Martín fue premiado con el “Domingo de Soto” al mejor libro hecho por segovianos por su trabajo dedicado a la vida y obra de monseñor Teófilo Ayuso.

La asociación de vinos de Valtiendas recibió el premio “Nicomedes García” a la labor empresarial. Cruz Roja de Segovia y la Asociación de Amigos de la Casa de la Moneda de Segovia fueron premiados por el Centro Segoviano de Madrid con los galardones “Antonio García Tapia” a la mejor labor asistencial y “Fray Antonio de Villacastín” a la rehabilitación del patrimonio segoviano, respectivamente.

El director general de Emergencias de Madrid, Alfonso del Álamo, habló en nombre de todos los premiados y recordó que su vinculación con Segovia viene desde la infancia, cuando residía largas épocas del año en San Rafael y su entorno. “El patriotismo poco a poco se fue consolidando —y aseguró— que Segovia ha sido para mí la primera vez de todo”.

El alcalde de Segovia clausuró el acto, haciendo hincapié en que se deben poner en valor los orígenes de Segovia, en el siglo XII. “Aquí se ha premiado a las personas que presumen y hacen gala de su segovianismo. El Centro Segoviano de Madrid es el máximo exponente de ese segovianismo, y Antonio Horcajo, su presidente, es el alcalde de los segovianos de Madrid”, afirmó.