EL ADELANTADO DE SEGOVIA
5 ABRIL 2007
 
Local - Municipal - 05/04/2007
El inicio de una gran rehabilitación


El alcalde de la capital, Pedro Arahuetes, comprobó in situ, y acompañado por el gerente de la UTE Volconsa y Velasco, Ángel Sánchez, las obras de la Casa de la Moneda./JUAN MARTÍN

Pedro Arahuetes mantiene que las obras empezaron la misma jornada en que se puso la primera piedra, de carácter simbólico • El gerente de la UTE adjudicataria explicó las actuaciones que se han efectuado
María Coco - Segovia

Con decisión, y casco, el alcalde de la capital, Pedro Arahuetes, regresó ayer a la Casa de la Moneda. El regidor trasladó su tradicional conferencia de prensa, posterior a la Junta de Gobierno Local, hasta este edificio con el propósito de demostrar que los trabajos de rehabilitación se están efectuando, y se ejecutan —dijo— desde el primer día, cuando se colocó una primera piedra, el pasado 14 de febrero.

Con esta acción, Arahuetes pretendió silenciar las voces —distintos miembros y cargos del Partido Popular— que en las últimas fechas han asegurado que las labores no han comenzado y que, además, los primeros trabajos se han realizado de forma irregular.

Con cierta ironía, el primer edil aseguró que la noche anterior a su comparecencia no había colocado los andamios sitos en el lugar y, argumentó, “hoy mismo están trabajando 17 personas en la obra; nueve en los interiores, cuatro en el montaje de andamios y otros cuatro operarios en labores de inspección. Arahuetes indicó que el 14 de febrero también fue firmado el acta de replanteo: “Las personas que vinieron ese día no solo pusieron la primera piedra, simbólica, que es lo que suele hacer el PP y otras administraciones pero no el Ayuntamiento de Segovia”.

Conforme a sus explicaciones, el único campo en el que no se está ejecutando actuación alguna es el relacionado con la arqueología. Así, explicó el alcalde, ya ha sido presentado el estudio arqueológico [que permitirá continuar con determinados trabajos] a la Comisión de Patrimonio a la Junta aunque aún se está esperando su aprobación, que podría efectuarse el próximo 13 de abril. “Eso no impide que se puedan seguir desarrollando las actuaciones siempre que no afecten a la estructura arqueológica del edificio”, dijo el regidor quien, añadió, “no hay inconveniente de que las obras continúen salvo que la Junta, que está muy acostumbrada, pueda venir y pararlas”.

Paso a paso.

El gerente de la UTE Volconsa Velasco, Ángel Sánchez, detalló los pasos que se han efectuado en los casi dos meses de trabajo. Así, según sus explicaciones, las primeras jornadas se dedicaron a ubicar las instalaciones propias de obra, como casetas e infraestructura necesaria. De manera paralela, se elaboró un estudio sobre la situación del edificio [sin intervención durante dos años] y se procedió a estabilizar las zonas de riesgo para afianzar la seguridad de los operarios que trabajan en la zona. Hasta el momento, dijo, se han acometido obras de demolición en aquellos edificios que no estaban incluidos en los estudios arqueológicos, ni en el informe anterior (2003-2004), ni en la memoria presentada.

“Nosotros seguimos trabajando (...) sólo se está actuando en el edifico de la fábrica de harina y en la parte del edificio de la entrada”, detalló tras explicar que las labores se pueden prolongar durante tres o cuatro semanas sin contar con la aprobación de Patrimonio aunque, después, será imprescindible para el progreso de la rehabilitación. “Estamos tratando de ser cuidadosos para no cometer errores que sean difíciles de solventar por parte de los estudios que realicen los arqueólogos. Ante cualquier situación o problema que nos encontramos, nos ponemos en contacto con el servicio territorial (de la Junta), para solicitar sus indicaciones a nivel profesional”, matizó.

Arahuetes, un actor

Después de meses de retrasos y de idas y venidas de expedientes, de anuncios de inicio de obras que recordaban más al cuento infantil de Pedro y el Lobo que a la labor de un gestor público serio, después de licitaciones que fueron revocadas o que nunca existieron y tras verse ninguneado por la Ministra de Vivienda, el actual alcalde se presentará en la Ceca con un casco de obra y rodeado de trabajadores y maquinaria. Hoy, a dos meses de las elecciones, quiere visualizar una imagen de actividad que borre la realidad de la parálisis y su nulo compromiso con el patrimonio de Segovia”. Con estas palabras la candidata popular a la Alcaldía, Beatriz Escudero, se refirió ayer a la visita efectuada por el alcalde. “Nos encontramos ante una nueva representación del actual alcalde con su libreto habitual: el conflicto, con él como actor principal y donde el patrimonio no es más que el fondo de escenario de su actuación”, añadió.

 


 

EL NORTE DE CASTILLA
5 ABRIL 2007

SEGOVIA
La constructora desmontará en veinte días el edificio añadido a la Casa de la Moneda
El alcalde visita las obras para tratar de certificar que comenzaron el mismo día que se puso la primera piedra Espera que la comisión de Patrimonio autorice el estudio arqueológico en la reunión prevista para el día 13
 
 
En veinte días, a finales de abril, estará desmontada la estructura de la fábrica de harinas que se eleva dos plantas sobre el edificio original diseñado y construido por Juan de Herrera. Las obras de rehabilitación del inmueble las comenzó la empresa Volconsa-Velasco el 14 de marzo, el mismo día que las tres administraciones -Ayuntamiento, Junta de Castilla y León y Ministerio de Vivienda- firmaron el acta de replanteo y oficiaron la ceremonia para poner la primera piedra, como destacó ayer el alcalde, Pedro Arahuetes, durante una visita para comprobar la marcha de los trabajos.

Aquella primera piedra, dijo Arahuetes, «no fue simbólica, que es lo que suele hacer el Partido Popular y otras administraciones, pero no el Ayuntamiento, e inmediatamente se continuó trabajando». En el patio alto de la Ceca, entre andamios y materiales acopiados del desmontaje de los edificios, el alcalde subrayó que en este momento «hay 17 personas en la obra; nueve operarios en los interiores, cuatro en el montaje de andamios y otros cuatro en labores de responsabilidad y de inspección», lo que demostraría que «no hay ningún problema en la actuación de la empresa constructora, Volconsa-Velasco, que está desarrollando los trabajos con normalidad».

Lo que ya está hecho

Las obras realizadas hasta ahora han consistido en apear las construcciones sin valor histórico o arqueológico y que presentaban mayor riesgo de derrumbe (como el edificio situado junto a la puerta principal), así como el montaje de andamios y el acopio de los materiales desmontados (piedras y viguería), pues, según dijo Arahuetes, «el único punto resaltable es que no se está haciendo ninguna actuación que afecte a la arqueología del edificio».

Y es que, señaló, está pendiente la aprobación por la Comisión Territorial de Patrimonio del estudio arqueológico que ha presentado la empresa, «pero eso no impide que puedan seguir desarrollándose las obras siempre que no afecten a los posibles restos arqueológicos del edificio y del entorno, que se están respetando en todo caso».

Pendientes del día 13

A este respecto, indicó que confía en que «el estudio arqueológico se apruebe en la reunión de la Comisión Territorial de Patrimonio del día 13, no tiene por qué demorarse más; ese día debería aprobarse o denegarse, pero en todo caso serán los responsables de la empresa los que tienen que valorar los trabajos que se pueden desarrollar». Arahuetes añadió que la Junta, «como institución, no el PP, tiene que tramitar los expedientes de manera correcta y no utilizar ningún tema electoral en aras de una cuestión política».

Así, el alcalde aseguró que «no se han parado los trabajos, que se van a seguir haciendo, sin necesidad de la aprobación (del estudio arqueológico) por la Comisión de Patrimonio», ya que hay muchos trabajos que podrían continuar sin este estudio, aunque no podrían instalarse las grúas de torre que tiene previstas la empresa porque no podría realizarse la excavación para cimentarlas.

No obstante, Arahuetes no descarta que la Junta pueda llegar a parar las obras, porque «nos tiene acostumbrados a ello». En este sentido, recordó que el motivo de la visita a las obras era dar respuesta a las declaraciones de la candidata del PP a la Alcaldía, de la consejera de Cultura y Turismo y de parlamentarios del PP, quienes han dicho que las obras no han empezado ni están en regla, «que la primera piedra era simbólica y no servía para empezar los trabajos». «Tendrían que argumentarlo -añadió Arahuetes- porque hasta ahora todos los argumentos que han dado se desmontan, no son ciertos».

Para el alcalde, las evidencias de la corrección de las obras «son documentos, no opiniones personales del alcalde. Está el acta de replanteo, la puesta de la primera piedra y el escrito donde se presentaba el proyecto de estudio arqueológico a la Junta de Castilla y León, que no se han hecho en una semana sino en dos meses».

A su juicio, la polémica estriba en que «alguien le interesa mentir, no se por qué, a lo mejor porque hay que crear confusión y ese estado de crispación que al PP se le da muy bien. Pero los segovianos pueden bajar cualquier día para ver cómo avanzan las obras y que los trabajadores siguen trabajando todos los días».
 
...........................................................................................................................................................
 
SEGOVIA
Escudero insiste en la «parálisis» de las obras
La candidata del PP a la Alcaldía de Segovia, Beatriz Escudero, afirmó ayer que el actual alcalde «ha convertido el patrimonio de todos los segovianos en un arma política» e insistió en que con la visita realizada a la Casa de la Moneda, «con un casco de obra y rodeado de trabajadores y maquinaria» de Pedro Arahuetes «quiere visualizar una imagen de actividad que borre la realidad de la parálisis y su nulo compromiso con el patrimonio».

Escudero aludió al «preceptivo informe arqueológico para intervenir en un Bien de Interés Cultural y la garantía que ello supone de cara a la protección de un patrimonio que es bien de todos y no arma política al servicio de unos» y, por otro lado, calificó la visita de Arahuetes como «una nueva representación del actual alcalde», quien «ha generado un conflicto donde él se presentará como víctima, cuando en realidad es quien bordea la ley en un claro desafío y las víctimas somos en realidad todos los segovianos y la propia ciudad». En este sentido, la candidata del PP comentó que el patrimonio «es el instrumento que el actual alcalde socialista pone a disposición de su partido para hacer una oposición desleal a la Junta, ya que esa oposición no sabe hacerla el PSOE donde debe, que es en las Cortes».

Para la representante del PP, todavía directora general de la Función Pública del Gobierno regional, el alcalde «pretende saltarse la norma, desafiando a las instituciones y provocando el conflicto», como ya habría hecho en las obras del teatro Cervantes.

Además, Beatriz Escudero comparó las obras de la Ceca con la restauración de la Torre de Arias Dávila, un «ejemplo» de colaboración entre la Junta de Castilla y León y la Agencia Estatal de Administración Tributaria para rehabilitar un bien patrimonial.

Así, destacó que la política de patrimonio del Ayuntamiento «ha sido una política de parcheos, aderezada de oscurantismo, hechos consumados y mucho amiguismo. Sin consultas, sin consensos y sin tener en cuenta, muchas veces, la ley, buscando un falso interés público».