EL NORTE DE CASTILLA
28 MARZO 2007
 
LA ELIPSE
ZP y las rebajas
LUIS BESA
 
CASA de la Moneda, TAV, travesías, Hay y CAT. De esto hablaron Arahuetes y Zapatero 30 minutos en la pasada convención del PSOE. Como si fueran los cinco ases de cara al póker de las elecciones. Hubo foto y nota de prensa.

En primer lugar se citaba como logro el inicio de las obras de rehabilitación de la Casa de la Moneda. Y lo es. Por unas cosas o por otras, la Casa de la Moneda ha visto desfilar tres alcaldes sin que movieran una paletada de grava. El honor de desatascar la situación corresponde a Arahuetes, de modo que obviaremos la patética actuación del Ministerio de la Vivienda en el tema. Un año y medio para tramitar un pliego. A veces pienso que la ministra Trujillo ha puesto a Mr. Bean a trabajar en el tema.

Lo segundo es el TAV. La futura estación. Proyecto considerado inviable por 16 años de gobiernos de Felipe González, y de pronto, viabilizado por un ministro, Alvarez Cascos (hoy en el paro), al que de premio, otro alcalde segoviano declararía persona non-grata. Pero no estoy de acuerdo en el triunfal diagnóstico de Zapatero-Arahuetes. Me parece del peor gusto arrastrar al país a una inversión archimillonaria y ser incapaces de, ni siquiera, programar en tiempo y forma los enlaces viarios a la nueva estación. Es surrealista. Dos mil millones invertidos, y por pura incompetencia, los viajeros aparecerán en un barrizal a saber durante cuántos años con un enrevesado enlace a la rotonda de un polígono industrial. Se va a tardar más de Juarrillos al centro que de Madrid a Segovia. Impresentable. (Será que Mr. Bean también trabaja en Fomento por las tardes).

Tercer gran logro de ZP en Segovia, la cesión de travesías. Una cesión en unas condiciones que ningún alcalde anterior aceptó, y ahora sabemos porqué, casi dos años con la ciudad hecha un bollo para reponer medianas y tuberías. Sin comentarios. (Está claro, Mr. Bean trabaja en Fomento por las tardes)

Cuarto hit. El Hay Festival. El otro día leí un reportaje sobre las actividades del Hay en el dominical de un medio nacional. Salía Urueña (Pucela), de Segovia ni palabra.

Y último hit: El CAT. Pero el CAT no existe. Es como el traje invisible del emperador, que precisa que algún crío grite que está viéndole el culo al pavo para aquilatar su verdadera inexistencia. En tres años, y previo pago de dos consultoras, se ha conseguido el logotipo y la promesa de invertir cuatro millones para el redactado de los proyectos. Qué proyectos, cómo se financian, quién lo mantiene, cómo, qué contenido. Eso, ¿Ahh!, Dios proveerá. De momento, y que se sepa, no hay ni terrenos. Pero eso no es lo peor, lo peor es que no consigo que nadie me explique de qué va esto del CAT, entidad transfísica en la que el contribuyente se gastará cuatro millones en papeles. A lo sumo, alguien me cuenta algo de una oficina de arquitectos, pero no me hagas mucho caso, termina diciendo. Lo del CAT es como el teorema de incompletud de Godel, se habla y se habla pero ponte tú a demostrarlo.

Y Segovia 2016. Bien, que ojalá caiga. Pero antes de esa fecha, a los diputados del PSOE cabría pedirle algún proyecto propio, innovador y concreto. Por ejemplo el cierre de la circunvalación de Segovia. Aunque, visto lo visto, yo me conformo con la peana de una estatua, un nuevo letrero en la entrada de la capital, una perrera en condiciones, canchas para tanga y calva... Algo. Hay que empezar por lo fácil. Por ejemplo, que Oscar López se traiga de Madrid un Mingitorio del Estado. Es un paso modesto, sí, pero por algo se empieza. Pobre alcalde, si así le tratan los suyos, ¿cómo será en la Junta!