EL ADELANTADO DE SEGOVIA
30 ABRIL 2006
 
La Casa de la Moneda, en la buena senda
NUESTRA OPINIÓN

Dicen los expertos que, en la actualidad, el proyecto numismático más importante que existe en el mundo no es otro que recuperar la Casa de la Moneda de Segovia, el edificio de ingeniería industrial más antiguo que se conserva en todo el planeta. Y es que los diferentes edificios que conforman la Ceca segoviana, fundada por Felipe II y construida por Juan de Herrera entre 1583 y 1588, mantienen, pese a su avanzada estado de ruina, casi intactas sus estructuras originales, tal y como fueron diseñados hace más de cuatro siglos. Sin embargo, la historia reciente de la Casa de la Moneda habla de una rehabilitación anunciada como inminente durante dos décadas, incluida en las promesas de varias campañas electorales y motivo de enfrentamiento entre partidos e instituciones. El convenio que sellaron, en septiembre de 2005, el Gobierno de la Nación, la Junta y Ayuntamiento de Segovia para financiar las obras de rehabilitación supuso un punto de inflexión. Las instituciones, como no podía ser de otra forma, se pusieron al lado del deseo abrumador de los segovianos de recuperar el monumento. Entonces, la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, afirmó que las obras se adjudicarían por la vía de urgencia y que incluso podrían comenzar a finales de 2005. Sin embargo, no ha sido hasta esta pasada semana, cuando el Ministerio de Vivienda ha adjudicado las obras, tras resolver la alegación de una de las empresas aspirantes; y días después de que el alcalde, Pedro Arahuetes, emitiera duras palabras contra el departamento de Trujillo por el aparente retraso. Cierto es que una obra de tan importante cuantía, que supondrá una inversión cercana a los seis millones de euros, exige una tramitación que debe hacerse con celo y rigurosidad; y que, en consecuencia, necesita tiempo. Pero, precisamente, tiempo es el que no tiene la Casa de la Moneda, que avanza en su estado de ruina. En Madrid deben saber que la Ceca no es ya un monumento único, quizá el cuarto de la ciudad, sino que su recuperación supone un deseo profundo de muchos segovianos y de sus instituciones, para lo que se han volcado muchos esfuerzos. Sea como fuere, las obras ya están contratadas y se espera que empiecen antes del verano. Se está en la buena senda. Solo hace falta caminar un poco más rápido. La Ceca y los segovianos lo agradecerán.