EL NORTE DE CASTILLA
21 MARZO 2006
 
 
HACE 6 AÑOS
 
21 DE MARZO DEL 2000
El Procurador del Común pide celeridad en la rehabilitación de la Casa de la Moneda
Estado actual del patio bajo de la Casa de la Moneda. / EL NORTE
 
El Procurador del Común de Castilla y León abogó hace seis años porque la rehabilitación de la Casa de la Moneda «se inicie cuanto antes para evitar el deterioro del inmueble», en el transcurso de la visita que realizó a Segovia para recibir las quejas de los segovianos. En su primer viaje a la provincia desde su reelección, Manuel García Alvarez, se mostró satisfecho con la respuesta que le facilitó el Ayuntamiento sobre el futuro de este edificio industrial mandado construir por Felipe II en el siglo XVI y los planes de restauración diseñados conjuntamente con el Ministerio de Fomento.

García Alvarez solicitó información oficial a raíz de la queja presentada en enero del 2000 por la Asociación de Amigos de la Casa de la Moneda ante su amenaza de ruina, abandono y progresivo deterioro del mismo.

Seis años después ya hay proyecto y acuerdo para financiar unas obras cuyo inicio está pendiente que se resuelva su adjudicación. Entre tanto, hace solo unos días que la crecida del río Eresma y el efecto dique del colector de San Marcos han provocado una nueva inundación del patio bajo del edificio.
 

ABC Castilla y León, 21 – marzo - 2006

 

Cultura impulsa la catalogación del patrimonio industrial de la región

La consejería de Cultura y Caja España financiarán el proyecto con 350.000 euros, mientras que las cámaras de comercio aportarán la documentación necesaria

 

Castilla y León elaborará un inventario para poder «identificar» los edificios que componen el patrimonio industrial de la Comunidad y así poder evaluar su estado. Esta acción se enmarca dentro del protocolo de colaboración firmado ayer por la consejera de Cultura y Turismo, Silvia Clemente, el presidente de Caja España, Victorino González, y el máximo responsable del consejo regional de Cámaras de Comercio, Manuel Vidal.

En el acto, la consejera de Cultura, Silvia Clemente, declaró que «el patrimonio industrial de la región nunca ha tenido una gran consideración a pesar de su importancia» y por esta razón la Consejería pretende, en colaboración con estas dos entidades, «la recuperación de determinadas infraestructuras ligadas a sectores económicos pujantes de Castilla y León como desde el siglo XIX han sido la agricultura, la ganadería, la minería o el transporte ferroviario entre otros».

Además de la elaboración de un inventario el protocolo de colaboración suscrito ayer por estas tres entidades prevé acciones como su posterior publicación, la realización de exposiciones para la difusión de este patrimonio, y la celebración de foros y reuniones para «sensibilizar» a los castellano y leoneses sobre la importancia del patrimonio industrial

En su intervención, Victorino González aseguró que «las cajas de ahorros valoramos en su justa medida la importancia que tiene en Castilla y León nuestro patrimonio» y explicó que la realización de este trabajo es «importante para que posteriormente se puedan realizar otro tipo de intervenciones». González se refirió también a la inicitiva desarrollada por la Cámara de Comercio de Segovia sobre su patrimonio industrial y declaró: «creimos que había que trasladar esa aventura provincial al resto de la Comunidad».

Por su parte, el presidente del consejo regional de Cámaras de Comercio e Industria de Castilla y León subrayó la relevancia del patrimonio industrial como «elemento clave de la identidad de Castilla y León».

Entre los principales inmuebles que constituyen el patrimonio industrial de la región destacan principalmente las infraestructuras ligadas «a sectores económicos pujantes de Castilla y León como la agricultura, la ganadería, la minería o el transporte ferroviario. De hecho, la Comunidad cuenta con edificios tan emblemáticos como las fábricas de harina en Tierra de Campos, los talleres textiles de Béjar o la Casa de la Moneda en Segovia.

La catalogación de estos edificios se enmarcan dentro del Plan de Protección del patrimonio histórico de Castilla y León, que contempla actuaciones concretas para el conocimiento, difusión y puesta en valor de los edificios, instalaciones y bienes muebles que integran un patrimonio histórico tan característico y poco vinculado a la riqueza de Castilla y León, que tradicionalmente se asocia a otro tipo de construcciones y parajes.

Para el desarrollo del protocolo y las acciones descritas, la consejería de Cultura aportará un montante de 250.000 euros y Caja España una cantidad de 100.000 euros. Por su parte, el consejo regional de Cámaras Oficiales de Comercio e Industria colaborará técnicamente en el desarrollo de las acciones conjuntas aportando y compartiendo documentación, archivos e información, así como financiando los gastos relativos a las exposiciones, la infraestructura y otros trabajos relativos a la gestión.  


El Adelantado, 21 – marzo - 2006

La región contará con un inventario de su patrimonio industrial en el plazo de dos años

La Consejería de Cultura y Caja España financiarán el proyecto, mientras que las Cámaras aportarán colaboración técnica en la iniciativa que también incluye foros y exposiciones



Castilla y León contará con un inventario de su patrimonio industrial en el plazo de dos años que permitirá que esta herencia de la historia de la Comunidad , reflejo del impulso que sufrió en los siglos XIX y XX, se proteja y cuente con un diagnóstico de su estado para en un futuro estudiar su puesta en valor, en función de la titularidad de estos edificios.

El catálogo sigue los pasos que en su día dio la Cámara de Comercio de Segovia con el legado industrial en la provincia y se enmarca dentro de un convenio de colaboración entre la Consejería de Cultura y Turismo, Caja España y el Consejo Regional de Cámaras de Comercio e Industria. También, incluye la edición y publicación del resultado de este trabajo; organización de exposiciones de difusión, así como la celebración de foros y reuniones técnicas para dinamizar sus resultados y sensibilizar de la importancia de este otro patrimonio.

De esta forma, se recogerá el estado de edificios como las harineras que salpican, principalmente, la comarca de Tierra de Campos; el testimonio que dejó la industria textil en Béjar (Salamanca) y la acuñación de moneda en Segovia, en la Casa de la Moneda , así como el Canal de Castilla, obra de la ingeniería naval en sí, pero que también supuso la proliferación de harineras, fábricas de electricidad, talleres de reparación, etc.

Para el desarrollo del inventario y del resto de actuaciones incluidas en el protocolo, la Consejería de Cultura contribuirá con 250.000 euros y Caja España, 100.000. Mientras, el Consejo Regional de Cámaras de Comercio aportará colaboración técnica, documentación, sus archivos y sufragará el mantenimiento de las exposiciones que se desarrollen en las distintas provincias, la infraestructura y trabajos de organización, entre otros trabajos de gestión.

El proyecto se enmarca dentro del Plan de Protección del Patrimonio Histórico de Castilla y León, el llamado Plan PAHIS 2004-2012, explicó la consejera de Cultura, Silvia Clemente, quien destacó que estos edificios, “quizá, por ser más modernos, no han tenido la misma consideración que los clásicos o convencionales”. Por ello, la citada estrategia prevé otras actuaciones como la elaboración del libro blanco del patrimonio industrial, el inventario y la recuperación de infraestructuras, según dijo.

En este punto, recordó que el PAHIS presta especial atención a las comarcas mineras de la provincia de León, donde se construyó la “primera locomotora industrial” y donde se crea el Museo de la Minería y se recupera la ferrería de San Blas.

Por su parte, el presidente de Caja España, Victorino González, explicó que la firma de este convenio forma parte del compromiso de la entidad financiera con el patrimonio y destacó que la elaboración del inventario permitirá, después, proceder a la intervención de los edificios, como ya está haciendo la entidad por medio de la Fundación del Patrimonio, en este caso sobre el histórico, indicó.

Finalmente, el presidente del Consejo Regional de Cámaras de Comercio, Manuel Vidal, abogó por que esta iniciativa se aproveche y permita impulsar la economía regional desde su pasado e invitó a que se preserve y vincule en un futuro a una oferta turística de calidad. “El patrimonio histórico de Castilla y León es un elemento clave de nuestra identidad y del desarrollo de la Comunidad ”, a juicio de las Cámaras, según concluyó su presidente regional.